Afectados denunciaron que conductor que no pague, le rompen los vidrios y le roban los extintores.

 Son delincuentes, ladrones o como los quieran llamar. Se trata de un grupo grande de personas que instalan peajes ilegales en vías que comunican a Kennedy con Bosa para cobrarles a los conductores por dejarlos pasar.

“Es una gallada impresionante la que se hace para sacarle la plata a quien pase por ahí, y si no se les da, rompen los vidrios y dañan los carros”, dijo un conductor de SITP.

Los peajes ilegales se instalan en medio de las protestas por un grupo de jóvenes que aprovecha la situación del paro y que la policía está ocupada atendiendo las manifestaciones.

“En la última semana a mí me ha tocado pagarles tres veces porque si uno no les da dinero, lo agreden y le dañan el carro”, dijo el conductor de un vehículo particular que reside en Bosa.

Lo que aseguran los vecinos del sector es que el grupo de jóvenes comienza a cobrar a eso de las 7:00 p.m. y se retira casi a media noche.