El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, comentó que tras las medidas adoptadas para combatir el Covid-19, se ha evidenciado un efecto negativo en las finanzas del departamento. 

“La ampliación de plazos que necesariamente se le ha tenido que dar a los contribuyentes, ha hecho que ellos prefieran pagar más adelante y no ahora. El impacto, una reducción del 30% aproximadamente del recaudo normal de los impuestos del departamento”, detalló el primer mandatario departamental.

Asi mismo, García Bustos indicó que se ha disminuido  en un 79% el recaudo de impuestos de vehículos y en un 63%  el impuesto de registro.

“Esperamos que con la reactivación económica vuelvan los ingresos al departamento y de la mano de las medidas adoptadas con el Gobierno Nacional podamos garantizar  la ejecución  y cumplimento de nuestro Plan de Desarrollo, Cundinamarca Región que Progresa”, manifestó el gobernador García.