Una falla humana en el almacén de insumos del Departamento de Salud Pública de Cundinamarca, ocasionó la pérdida de las vacunas.  

Después de conocerse el incidente presentado sobre la pérdida de la cadena de frío de 7.020 dosis de vacunas Pfizer contra el COVID-19 el pasado 6 de mayo en el Almacén de Insumos del Departamento de Salud Pública, la Secretaría de Salud solicitó concepto al Ministerio de Salud y al Invima sobre el uso de las dosis.

Después de obtener respuesta de los dos entes nacionales, el 12 de mayo en horas de la noche sobre la pérdida de la cadena de frío y el no uso de estas, se reportó inmediatamente el caso a la oficina de Control Interno para que inicie la investigación del caso y reporte la falla humana que ocasionó el daño.

Frente al caso, el gerente para COVID Diego García, agregó que «un funcionario del almacén ultracongeló un lote de vacunas cuya temperatura había bajado y anoche recibimos la notificación del Ministerio de Salud sobre el no uso de estas dosis«.

Accidentes como este no pueden volverse a presentar en el departamento, por eso la Secretaría de Salud hace un llamado a quienes custodian las vacunas, para fortalecer los mecanismos de protección de las dosis y garantizar la cadena de frío.