La Administración Distrital con el apoyo del Gobierno Nacional llegó a un acuerdo con los cientos de indígenas Emberas Chamí y Katío residentes en Bogotá para garantizar el retorno a sus regiones de origen en un plazo de 60 días.


“Tenemos una buena noticia para Bogotá. Después de 10 años de desplazamiento forzado de alrededor de 60 a 70 familias Embera Chami y Katio que llegaron a la ciudad desplazados por la guerra y el conflicto armado interno, hay un acuerdo de retorno y reivindicación de sus derechos”, aseguró Jorge Rojas, Secretario Privado de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Entre los acuerdos logrados con la comunidad Embera se acordó la realización de una reunión cumbre el próximo martes, 17 de julio, con la presencia de los altos funcionarios del Gobierno Nacional.
La mayoría de la población Embera Chamí y Katío provienen del departamento del Chocó y de Risaralda.

“Gran parte de ellos y es una buena noticia quieren regresar a sus tierra de origen, lo más importante aquí es la voluntad, ahora viene el trabajo de garantizar las condiciones de seguridad, dignidad y la sostenibilidad que podamos tener para estos procesos de retorno”, aseguró el funcionario.

Rojas reiteró que el compromiso del Distrito durante estos sesenta días es ofrecer toda la atención humanitaria que por ley debe brindar a esta población. ”Van a tener alojamiento, van a tener alimentación, algunas actividades de orden ocupacional, vamos a atender específicamente a los niños indígenas, y tratar de acabar con ese espectáculo de indígenas caminando por las calles de la ciudad”, dijo.
Ana Teresa Bernal, Alta Consejera para los Derechos de las Víctimas la Paz y la Reconciliación de la Alcaldía Mayor de Bogotá, indicó que las dos peticiones de esta comunidad son el retorno e integrar en los albergues que cuenta la ciudad actualmente a los indígenas que han llegado a la ciudad.

“Bogotá dispuso anoche un alojamiento provisional mientras tenemos otro albergue y este servicio debe prestarse hasta tanto se dé el retorno, es decir estaremos involucrando a las personas que están en ´paga-diario´ a un albergue adicional. Terminaría la ciudad con tres albergues”, afirmó Ana Teresa Bernal.

Según cifras del Distrito en los albergues de la ciudad hay 524 personas (Katíos: 191 y Cahmí: 333 cupos). “Vamos a realizar un censo de las personas que empezaron a llegar, ellos hablan de 210 personas pero nosotros tenemos que hacer el censo correspondiente, y esas personas también serán asumidas en el albergue”, indicó la Alta Consejera para los Derechos de las Víctimas.

Fuente: Barriosdebogota.com