Los votos de los cuatro concejales de la oposición que integran la comisión primera bastaron para modificar el proyecto de acuerdo No. 26 que buscaba la aprobación de vigencias futuras para Transmilenio y el Soacha Cable. Los cabildantes sustituyeron todo lo que tiene que ver con el sistema de transporte aéreo.


Luego de la exposición de ayer realizada por la comisión primera donde se explicaron las bondades, especialmente del sistema Cazucable para la comuna cuatro, todo era expectativa para hoy ya que por norma el proyecto tenía que votarse en primer debate, es decir en comisión.

En medio de la expectativa, líderes comunales y concejales que no pertenecen a la comisión primera acompañaron el desarrollo de la sesión para seguir minuciosamente cada detalle y escuchar los diferentes puntos de vista frente a las fases dos y tres de Transmilenio, pero en especial lo relacionado con el Soacha Cable. Cuando la concejal ponente, Nohora Evelia Escobar leyó el título del proyecto, comenzó a derrumbarse todo su esfuerzo porque los votos a favor no eran suficientes debido a que sólo tres cabildantes del gobierno integran la comisión primera.

Seguidamente el concejal Héctor Cuesta pidió la palabra para proponer la modificación del título, propuesta que fue aprobada por cuatro votos contra tres. Lo mismo sucedió con la base legal, la justificación del proyecto y cada uno de los artículos. Buena parte fue modificado y aprobado por los mismos cuatro concejales, es decir, se le dio el visto bueno pero con bastantes cambios.

Al proyecto se le suprimió todo lo que tiene que ver con el Soacha Cable, tal y como ayer los concejales de la oposición lo habían dejado ver. Héctor Cuesta, quien se encargó de proponer todos los cambios del proyecto y que posteriormente fueron aprobados, explicó que es falso que ellos hayan hundido el sistema de transporte aéreo. “Lo que queremos es tener más soportes porque no es claro cómo se va financiar, también hay vacíos en la parte de legalización de terrenos en Cazuca. Es un tema delicado que hay que estudiar a fondo y que perfectamente se puede debatir de nuevo en las sesiones ordinarias de octubre”. Así explicó sus razones el concejal Cuesta: