En el día de la mujer debería hablar una mujer, no una marca, por eso donamos este aviso a una mujer que merece ser escuchada. Expresó la cadena Burguer King que patrocinó las palabras de una de las madres a través de un mensaje en gran formato en un periódico paisa.

Jackeline Castillo, integrante y representante legal de la organización MAFAPO (Madres de los Falsos Positivos de Soacha y Bogotá), perdió las esperanzas de encontrar a su hermano Jaime Castillo cuando se hizo público el hallazgo de seis cuerpos en una fosa común en Ocaña, dos meses después de su desaparición. Para esa fecha, una desgarradora noticia salió a la luz, 19 hombres habían desaparecido del municipio Soacha en Cundinamarca (Colombia), por lo que no podía ser una simple coincidencia.

Al reconocer el cuerpo de su hermano y escuchar las historias de las madres del resto de los fallecidos, Jackeline se armó de valor y decidió crear una organización que les permitiera luchar por la verdad de la muerte y desaparición de los jóvenes. Fue así como se conoció que miembros del ejército colombiano habían secuestrado, torturado y asesinado a hombres inocentes para hacerlos pasar como guerrilleros con el fin de ofrecer resultados favorables en su combate contra las guerrillas.

Desde ese día, la organización MAFAPO ha luchado incansablemente por justicia, alzando su voz en protesta en diferentes medios de comunicación. Es así como una cadena de comida rápida decidió reconocer la perseverancia de estas feminas y en homenaje al ‘Día Internacional de la Mujer’, les otorgó un anuncio de página completa en un diario de Medellín. A través de las palabras de Jackeline Castillo, un poderoso mensaje fue compartido en lugar de la clásica publicidad de la cadena de hamburguesas:

‘Mi vida se basa en decir lo que siento, en decir lo que me pasó, en decir que necesito una respuesta. También se basa en el olvido, ese que me hace invisible, ese que me niega una respuesta, el mismo olvido que hace que en Colombia aveces las personas mueran dos veces: el día en que son asesinadas y el día en que son olvidadas. Hoy me dieron esta página y pensé mil cosas, pensé en contar mi historia, pensé en pedir ayuda, pensé en gritar. Pero al final decidí que si debía decir algo, sería esto: No nos olviden, no olviden a esas mujers que llevan días, meses o años luchando por una causa».