Pese a las  recomendaciones de aislamiento y distancia social, es cotidiano ver  buses colectivos  de transporte  público que   viajan llenos de personas   tanto hacia Bogotá como de regreso a Soacha. La situación preocupa a algunos pasajeros, pues consideran que la medida de distanciamiento social no se cumple:

“Me toca tomar bus colectivo porque no tengo otra opción para ir a trabajar, normalmente  los señores conductores van con tapabocas, incluso algunos  pocos le agregan alcohol a los billetes y  a sus manos después de que uno paga. Eso me parece bien. Sin embargo lo que  sí se observa es que  normalmente se suben muchos pasajeros, ocupan todas las sillas e incluso se lleva gente de pie”, expresó Cristian Rojas, residente de comuna cinco quien   el usuario de la ruta que lleva pasajeros hacia Corabastos.

“Hace poco tomé un bus, iba muy lleno, le dijimos al señor que no subiera más gente y se digustó, nos trató mal y empezó a manejar de mala manera”, aseguró un   residente de  Parque Campestre, quien manifiesta que  es frecuente ver buses con alta ocupación de pasajeros.

Por su parte, Carlos Mora,  Director Operativo de Tránsito y Transporte de Soacha, explicó que sí se han realizado  operativos,  visitas de inspección y auditorías a los paraderos y a las empresas verificando el cumplimiento de las normas y protocolos. Además supervisan que a diario los vehículos sean desinfectados.  

La recomendación es que desde las empresas  y cada conductor ayude a conservar las directrices y medidas de distanciamiento social.  Sin embargo, los mismos conductores manifiestan que esto no es fácil debido a que  ellos dependen del flujo de pasajeros  y cuando  se incrementan asumen su compromiso de transportarlos hacia sus hogares.

A diario la Secretaría de Movilidad de Soacha verifica desinfección de vehículos de transporte público