Con la decisión de negar una acción de tutela interpuesta por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, la Corte Suprema de Justicia dejó en firme el proceso de revocatoria en contra del mandatario, que ya había sido avalado por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.


En el mecanismo de tutela, Peñalosa señaló que le fueron vulnerados derechos al debido proceso, a la defensa y a ser elegido, así como el de representar a “los 903.764 bogotanos que respaldaron su elección como alcalde mayor del distrito”. Para el mandatario, el proceso debía suspenderse.

Según Peñalosa sus derechos fueron violados cuando la Registraduría afirmó, en enero de este año, que los procesos de revocatoria cumplían con los requisitos legales para proceder. El alcalde asegura que el organismo no corroboró los “motivos que sustentan la propuesta”.

Para la Corte, sin embargo, el alcalde cuenta con otros mecanismos para reversar el aval del tribunal que permitió avanzar el proceso electoral, que con el fallo tendrá que hacerse efectivo.

Según la Corte, Peñalosa “puede acudir a la jurisdicción contenciosa administrativa y deprecar, en esta instancia judicial, el cumplimiento del deber reglamentario”.

Fuente: Minuto30.com