Desde hace alrededor de ocho años, la Fundación Social Santa Bibiana trabaja en el barrio Ciudad Latina de la comuna uno, ofreciendo a los niños en condición de discapacidad cognitiva y a los adultos mayores desamparados, el cariño que por una u otra razón les ha sido negado debido a su condición, permitiéndoles además disfrutar de un hogar y una familia.


Con una labor altruista, autogestionada y desinteresada, la fundación viene trabajando con estas personas que han llegado a ese lugar para llenar un vacío que existía en sus vidas, encontrando allí techo, vestido, alimento y calor humano, pero además razones para volver a sonreír luego de vivir situaciones adversas:

“La Fundación Social Santa Bibiana es una fundación de amor y de lucha, mi sueño es ver a los niños con discapacidad viviendo mejor y en una mejor situación, pues debemos tener otra idea y otra formación con ellos. Para los abuelos, lo que queremos es que el poquito tiempo que tienen de vida lo vivan bien, que estén bien alimentados, que tengan una cama limpia y que sean bien atendidos, porque ellos son seres humanos que merecen respeto, cariño y el amor que uno les pueda ofrecer. La fundación la tengo desde hace 8 años, cuando Dios me dio vida nuevamente para poder seguir luchando por la gente. En ese momento tuve tres infartos y en el último quedé seis meses en estado de coma, debido a que soy diabética e hipertensa, pero Dios me dio otra vez una vida y la oportunidad de seguir viviendo, entonces yo le prometí a él que iba a iniciar una fundación, y le dije que me diera un poco más de vida para ayudar a estas personas”, explicó María del Carmen Rojas, Directora de la Fundación Social Santa Bibiana.

Rojas manifestó que lo que hace con su equipo de trabajo en la fundación, es dar una ayuda social, pues actualmente tiene 25 abuelos internos y 60 externos, que van a la fundación reciben un desayuno, un almuerzo o unas onces, dado que muchas veces no se les puede dar nada más, pero todos están en la fundación con amor y recibiendo ayuda. Para la Directora de la fundación, el objetivo es trabajar por la gente, pues expresó que el hecho de que la mayoría de personas sean abuelos, no es una razón para que sean arrojados a la calle, indicando que dieron muchas cosas cuando ellos eran jóvenes:

“Tenemos que mirar qué nos espera en la vida, no sabemos si vamos a estar como ellos o vamos a estar peor. En este momento el objetivo que tengo es conseguir la casa, estoy luchando para eso con el fin de conseguirles ese sitio, porque como acá estoy pagando arriendo, tengo la esperanza que de igual forma puedo pagar algo propio, de modo que ellos el día de mañana puedan tener un lugar donde encuentran una cama limpia y un plato de comida”, destacó María del Carmen Rojas.

Álvaro Rey es una de las personas que hace parte de la fundación y se ha beneficiado con los servicios que allí ha recibido. Él habló sobre lo que ha sido su experiencia:

“Yo llevo aproximadamente año y medio con la fundación, llegué por medio de una cuñada que me trajo acá, que es muy amiga de la señora María del Carmen. Tenía una enfermedad y por eso me trajeron, pero en este tiempo gracias a Dios he tenido todo en este lugar y me he sentido muy bien. Respecto a la enfermedad he estado mejor, a veces vuelvo a enfermarme, he mejorado de los riñones pero me siguen molestando los pulmones, sin embargo esta es la única parte donde me siento bien porque aquí lo tengo todo”, expresó Rey.

Por último Martha García, colaboradora de la fundación, también habló que lo que ha sido su experiencia:

“Me he sentido muy bien en la fundación porque trabajo acá y ayudo con los abuelos pata que levanten, a que tomen sus medicamentos y sus alimentos, y en la parte de aseo, ese es mi trabajo. Llevo casi siete años, llegué porque yo tengo un niño especial y vine debido a que lo tenía dentro del programa de Hogares Gestores y en el de Desayunos infantiles. Donde me cuidaban el niño anteriormente se me subió mucho la mensualidad y no la pude seguir pagando, entonces la señora María del Carmen me ofreció su ayuda y así nos beneficiamos las dos”, concluyó García.

Las personas u organizaciones que puedan y deseen aportar al trabajo de la Fundación Social Santa Bibiana, pueden hacer donaciones a la cuenta No 24036680223 del Banco Caja Social. Igualmente, contactarse con la señora María del Carmen Rojas al celular: 311 4633405.