Con recursos del Fondo Adaptación se desarrolla uno de los proyectos de interconexión vial más importantes de Colombia, que conectará Yatí-Bodega. Unirá la Ruta Sol con la Troncal de Occidente. Está previsto para 40 meses, de los cuales los cuatro primeros fueron de preconstrucción.


El proyecto consiste en un complejo vial de 12 kilómetros, a lo largo de los cuales se levantarán dos puentes de gran magnitud: Santa Lucía de 1 kilómetro y Roncador de 2,3 kilómetros. Este será el más largo de Colombia y el quinto de Latinoamérica. Lo construye el Fondo Adaptación y estará listo en febrero de 2019.

Carlos Goyeneche, director de obra del consorcio nacional Yatí, encargado de la construcción de la megaobra, explicó que ya están saliendo de la parte difícil del proyecto, que era realizar las sedimentaciones en el río Magdalena. “En este momento ya estamos en un 80 % de la sedimentación en el río. Esto es difícil porque son pilotes de gran tamaño, de 70 metros de profundidad y de 2 metros de diámetro. Esto requiere un detalle y un trabajo complicado, pero eso ya se logró”.

Explica que el material de construcción está llegando de muchas partes del país: los agregados de Bosconia, la arena de Valledupar, el cemento de Tolú. Hay tres plantas de concreto: una en Santa Lucía, otra en Isla Grande y la tercera en Bodega. Además, se están construyendo tres pilotes semanales en agua. Cada uno demanda una inversión cercana a los 500 millones de pesos. Goyeneche subraya que este será un puente ciento por ciento colombiano.

Iván Mustafá, gerente del Fondo Adaptación, explica que la obra además de conectar dos municipios que han estado aislados por carretera desde siempre —Mompox y Magangué—, también busca conectar trasversalmente las dos vías claves del país: la Troncal de Occidente y la Ruta del Sol. El otro propósito es conseguir que en caso de que se vuelva a presentar el fenómeno de La Niña, La Mojana no quede incomunicada como ocurrió en 2010-2011.

Subraya que la apuesta es que este proyecto es generar desarrollo en la región, reducir los tiempos de viaje entre 3 y 4 horas y generar una economía competitiva.

Fuente: ElColombiano.com