Con la llegada al ecosistema de una nueva máquina anfibia de brazo largo, utilizada especialmente para el mantenimiento de fuentes hídricas y teniendo en cuenta su gran capacidad de maniobra, que permite el trabajo dentro y fuera del espejo del agua, se da inicio a la segunda fase de recuperación del Humedal Neuta consistente en la reconformación hidrogeológica.


Lo anterior implica una reestructuración acorde con la estructura normal de un humedal, la cual permitirá darle los niveles y la profundidad adecuada al ecosistema, es decir que se moverán sedimentos de zonas muy llanas para pasarlos a zonas profundas dando
uniformidad al vaso del humedal y permitiendo su óptimo desarrollo, teniendo en cuenta que su estructura se ha visto alterada por condiciones antrópicas, algunas de relleno y otras de profundización o excavación.

Para tal fin, la Corporación a través de una consultoría realizó los diseños específicos del humedal y determinó la profundidad, que para algunas zonas será de un metro y en otras alcanzará 1.50 metros. De igual forma, al finalizar esta segunda fase el humedal tendrá la reconformación de tres islas naturales dentro del espejo de agua, el cual alcanza aproximadamente 20 hectáreas lo que le permitirá a las aves migrar sin ser atacadas por mamíferos.

Se calcula que esta intervención tardará dos meses, después de esto se determinará la posibilidad de una tercera fase que permita a la comunidad disfrutar del ecosistema en actividades como caminatas, avistamiento de aves, integraciones, entre otras.