La administración departamental presentó ante la Contraloría de Cundinamarca, la Procuraduría, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios y los alcaldes de los municipios involucrados, los resultados del diagnóstico realizado al acueducto La Mesa- Anapoima, cuya rehabilitación estaría en marcha en menos de un año.


La administración departamental solicitó a las autoridades competentes el levantamiento de las medidas cautelares que impiden adelantar la construcción del acueducto regional La Mesa- Anapoima, para iniciar los trámites de contratación que posibilitarían la rehabilitación de esta obra en menos de un año.

La necesidad sentida de la comunidad de La Mesa y Anapoima de tener el servicio de acueducto hace urgente retomar de la obra que requiere, según el diagnóstico presentado por la firma consultora, el cambio de un tramo de la tubería y de accesorios, la instalación de nuevos tramos y anclajes, la impermeabilización de los tanques de almacenamiento de agua, la mejora de los tanques de bombeo, la realización de pruebas hidráulicas y presión, entre otros.

“El llamado es a la celeridad, a la prontitud para solucionar esta problemática, la cual desde el punto de vista legal no ha sido posible. Hacemos ese llamado a la Procuraduría, a la Contraloría Departamental y la Superintendencia de Servicios Domiciliarios para que coadyuven a esta solución propuesta por el gobernador departamental”, manifestó Rodrigo Guarín, alcalde de La Mesa.