Para los residentes de Nueva Portalegre, barrio ubicado en la comuna dos del municipio de Soacha, la situación de inseguridad se ha tornado desesperante. Desde hace meses vienen reportando un preocupante incremento en el robo a viviendas y aumento de bandas delincuenciales que se dedican a atracar a los transeúntes.


Para la Junta de Acción Comunal de Nueva Portalegre, la cual se destaca por haber gestionado de manera independiente y con recursos propios la instalación de 24 cámaras de seguridad, es necesario el aumento del pie de fuerza y la instalación de una carpa con auxiliares bachilleres o un CAI móvil para garantizar la protección de la integridad de los residentes del barrio.

Precisamente, hace tres meses, en su preocupación por el aumento del vandalismo, los integrantes de la junta lograron reunirse con el comandante encargado del Distrito Especial de Policía de Soacha, el coronel, Gustavo Berdugo, quien en medio de la conversación sostenida en aquella ocasión demostró su compromiso con el sector, aunque aclaró que dejar un CAI móvil de manera permanente en el barrio no sería posible, ya que el número de vehículos destinados para esta función son limitados en el municipio y deben cubrir las necesidades de varios sectores.

Como resultado de la reunión sostenida entre el coronel y los integrantes de la JAC de Nueva Portalegre, se pactó la gestión de la presencia de dos auxiliares bachilleres en el barrio para empezar a hacer un cambio en la percepción de seguridad que ha estado inquietando a los habitantes.

Pasados más tres meses después de la reunión, los habitantes y el presidente de la Junta de Acción Comunal, Sebastián Suárez, aseguran que el cumplimiento de los compromisos no ha podido concretarse y aún siguen a la espera de la instalación de la carpa y la presencia de los auxiliares bachilleres.

“Después de la reunión tuvimos varios espacios de sensibilización con los agentes de la estación de policía de la Comuna dos, también nos guiaron en temas de manejo de seguridad y promoción de la misma hacia la comunidad. Sin embargo en este momento extrañamos la promesa realizada en aquel encuentro con mi coronel, puesto que desde entonces no hemos contado con la instalación de la carpa ni con la presencia de los auxiliares”, explicó Suárez.

Ante el llamado realizado por la junta de Nueva Portalegre, el coronel Gustavo Berdugo respondió a la comunidad, al tiempo que realizó una invitación a todas las juntas de acción comunal de Soacha para que a través del trabajo unificado se logre un cambio a nivel general de la percepción de inseguridad en el municipio.

“Este debe ser un trabajo que se lleve a cabo con la comunidad, a través de los presidentes de JAC, para que juntos logremos un enlace continuo entre policía, comunales y administración municipal para generar acciones con el fin de garantizar la seguridad en cada uno de nuestros barrios. Así mismo es necesario que los representantes de los barrios se empoderen y nos ayuden a mantener vigente el trabajo que se lleva a cabo en su sector, ya que si a nosotros no se nos informa la situación, difícilmente podremos identificar cuáles son los problemas que los perjudican”.

El comandante encargado del Distrito invitó, tanto a la junta del barrio Nueva Portalegre como a las de los demás sectores del municipio para que fortalezcan sus lazos con la policía, mediante el aumento de la comunicación para identificar y trabajar en los problemas que aquejan a cada comunidad.

“Al ser un trabajo de todos, cabe resaltar que el seguimiento debe ser constante, tanto por parte de la comunidad, como veedora, y de nosotros como institución garante de la seguridad del pueblo. Para lograr este trabajo conjunto es necesario fortalecer la comunicación haciendo de las dos partes un solo ente que trabaje por un mismo motivo, demostrando alto compromiso”, finalizó el coronel Gustavo Berdugo.