Juez ordena cerrar uno de los frentes de trabajo de la mina Invercot en Soacha

El juzgado 39 administrativo de Bogotá ordenó cerrar uno de los tres frentes de trabajo con título minero que posee la mina Invercot de Soacha. La decisión se dio luego de que el pasado viernes 27 de marzo la Fiscalía y la CAR realizaran un operativo en este sitio de explotación, en donde fueron detenidas seis personas.


Ese día, el Director Nacional del CTI, Danny Julián Quintana, indicó que la Alcaldía de Soacha conocía los hechos y que no hizo ningún esfuerzo por controlar esta situación administrativa, al tiempo que aseguró que uno de los efectos de la investigación era llamar a los funcionarios responsables de la Alcaldía y la Corporación Autónoma Regional para que explicaran ante la Fiscalía por qué no se produjo ningún control, si las licencias se encontraban suspendidas.

Para la fecha de los hechos, la directora de Gestión Bioambiental de la Alcaldía de Soacha, Esperanza Montoya, explicó que el operativo se desarrolló en uno de los tres frentes de trabajo con que cuenta la mina Invercot.

“Hay que dejar claridad que Invercot posee tres títulos mineros y uno de ellos no tenía su licencia ambiental al día, por eso se hizo el operativo para la suspensión de actividades, inmovilización de maquinaria, e incluso detuvieron a varias personas por minería ilegal”, sostuvo en aquella época.

Por este hecho, el alcalde Juan Carlos Nemocón fue llamado a declarar y acudió a la Fiscalía el día jueves 16 de abril, ya que el mismo Director Nacional del CTI indicó que el mandatario no hizo ningún esfuerzo para controlar la explotación minera en Invercot, a pesar de estar cerrado uno de los frentes de trabajo.

Luego de casi nueve meses de investigación, este lunes 21 de diciembre el Juzgado 39 administrativo de Bogotá ordenó la intervención inmediata de la mina por los efectos ambientales que está causando en el sector de San Mateo y Ciudadela Sucre, ordenando sanciones de tipo penal y ambiental para los responsables.

“Fueron declarados responsables por la violación a los derechos colectivos, al medio ambiente sano y al uso racional de los recursos naturales”, explicó Leonardo Galeano, juez 39 administrativo de Bogotá.

La investigación de la fiscalía indicó que se estaba causando un enorme daño ambiental en el sector, incluso varias personas han resultado afectadas. “En la mina se trabaja con arena y piedra, elementos que con cualquier viento afectan las vecindades y las personas que residen allí al recibir material particulado”, agregó el juez.

Con la medida del juzgado, la Fiscalía tendrá que mantener el cierre de la mina y debe seguir investigando los presuntos responsables del daño ecológico que se ha causado en este sector del municipio de Soacha.

Por lo pronto, la decisión puede ser apelada por el propietario del título minero.

cargando...