El lote se ubica a un lado de Parque Campestre y el colegio Paz y Esperanza, y la comunidad asegura que sus apartamentos están llenos de moscas, zancudos y roedores.

Lo que aseguran residentes de Parque Campestre es que desde hace aproximadamente un mes llegan volquetas con residuos, al parecer desechos extraídos de alcantarillas y otros elementos que son arrojados a este amplio lote, a un lado del humedal Tierra Blanca, y junto a Parque Campestre y el colegio Paz y Esperanza.

“Antes de que empezaran a botar eso no había plagas en nuestros apartamentos, pero ahora sí. Es una situación muy difícil para nosotros como habitantes porque los olores son fétidos y a toda hora debemos aguantarnos zancudos y moscas”, dijo una residente de Parque Campestre, en Soacha.

Los residentes se preguntan si hay permiso de la Car y del municipio para arrojar escombros y residuos a este lote, o de lo contrario, por qué la Alcaldía de Soacha permite que esto pase. “Debe haber algún permiso de uso de suelo”, agregó la residente.

El problema es que las personas se están enfermando y la presencia de plagas ya tiene desesperados a los residentes de Parque Campestre en Soacha. “Además de las moscas y zancudos, hay bastantes roedores, y de encime han llegado habitantes de calle y la inseguridad se ha incrementado una cosa terrible”, puntualizó un residente del sector.  

Esta comunidad pide explicación a la Alcaldía de Soacha y solicita que se pronuncie frente a este delicado problema de salud pública. Clic aquí para ver video.