El presunto abuso sexual a una patrullera de la policía habría sido cometido por dos de sus compañeros luego de departir unos tragos en una taberna.

La patrullera Dayanis Vanessa De las Salas Saltarín, natural de Puerto Colombia, Atlántico, pero adscrita al Sistema Integrado de Información Policial, Sipol, de la Metropolitana de Bogotá, denunció haber sido abusada sexualmente por dos de sus compañeros.

Todo indica que la patrullera salió el sábado 26 de marzo con dos de sus compañeros a una discoteca del barrio Restrepo, pero asegura que se acuerda hasta que se terminaron una botella de whisky.

Puede leer: El miércoles comienza contraflujo en la avenida de Las Américas de Bogotá

Al parecer, los tres salieron de la discoteca y cogieron un taxi rumbo a un apartamento. Asegura la patrullera que volvió a empezar a recordar al día siguiente cuando amaneció completamente desnuda y sin saber qué había pasado allí. Sin embargo, se fue para la Clínica de la Policía de Bogotá donde fue valorada; luego interpuso la denuncia en la Fiscalía.

La investigación fue asumida por el CTI de la Fiscalía con el fin de garantizar mayor transparencia, pero mientras avanza, la Policía tomó acciones contra los dos implicados, apartándolos del cargo.

“La Policía Nacional es contundente en el apoyo a la seguridad de las mujeres a través de las campañas y programas que se realizan a nivel institucional y con la comunidad en general”, agregó la coronel Alba Patricia Lancheros, jefe de talento humano de la Policía.