La Veeduría Ciudadana de la comuna seis de Soacha siempre ha estado preocupada por las irregularidades que se presentan frecuentemente en el suministro de la estrategia del gobierno nacional denominada PAE, Programa de alimentación Escolar, liderado desde el Ministerio de Educación Nacional.


“El PAE es una de las estrategias diseñadas para fortalecer la política de permanencia escolar del Ministerio de Educación Nacional, a través de la cual se facilita el acceso de la población objetivo a un complemento alimentario, sumando esfuerzos en la atención integral de los beneficiarios del sistema educativo público”.

En los colegios oficiales de básica primaria de Soacha se suministraron en 2013 los refrigerios regularmente y casi sin contratiempos; en 2.014 se dieron 25.343 raciones día escolar, con un faltante aproximado de 7.207, lo que motivó que durante el año anterior solamente alcanzaran a suministrar dicho complemento alimentario a niños de hasta tercer grado, contrario a lo que se podría pensar, es decir aumentar la cobertura, pero sucedió lo contrario, y los niños de cuarto y quinto grado dejaron de recibir su complemento alimentario completo durante el 2.014, claro que algunos educadores de distintas sedes en su afán de hacer rendir dicho refrigerio, de muy buena fe, a las bolsas de refrigerios que traían tres componentes las organizaron de a dos, así fuera de a media porción. Así mismo con el desayuno o almuerzo preparado en las sedes donde cuentan con restaurante escolar, dieron porciones más pequeñas para hacer alcanzar a cubrir más raciones, lo que hizo que muchos padres ni siquiera se dieran cuenta que a los menores no les estaban suministrando la porción alimentaria completa; en este caso, ¿estarán cumpliendo el MEN y la Administración Municipal con los estándares de calidad y nutricional para la población infantil que dicen importarles mucho?

Hay que recordar que según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia 2010 – ENSIN, los índices de desnutrición que existen actualmente en la población escolar son los siguientes:

• 9 % Niños y Niñas entre 5 y 9 años y 10.7 % entre 10 a 17 años, presenta retraso en talla o desnutrición crónica.
• 2.6% Niños y Niñas entre 5 y 9 años y 1.3% entre 10 a 17 años, presenta delgadez.
• 18.9% Niños y Niñas entre 5 y 9 años y 16.7% entre 10 a 17 años, presenta sobrepeso y obesidad.
• 8% Niños y Niñas entre 5 y 12 años y 10.6% entre 13 a 17 años, presenta anemia.

El Alcalde Juan Carlos Nemocón prometió que para 2.015 tendría por lo menos 32.483 raciones de alimentación y que con su gestión ante el Concejo municipal para la aprobación de vigencias futuras se garantizaría que los niños de primaria tendrían hasta quinto grado y que en varias situaciones especiales se harían algunas excepciones como es el caso de la comuna cuatro, que iría de grado cero hasta sexto; todos los grados del sector rural de acuerdo con el mandato legal; en la Institución Educativa Benedicto XVI desde grado cero hasta noveno grado, y en las Instituciones Educativas Soacha para vivir mejor de la comuna seis y Bienestar para todos de la comuna cuatro, desde el grado cero hasta once por ser jornada única.

En ese entonces, el mandatario además dijo: “Nos proponemos garantizar este complemento alimentario desde el mismo día del inicio de clases en el 2.015, para lo cual hemos pedido la colaboración de los Concejales del municipio”. También aseguró que aumentaría el valor de la porción ya que en 2.014 costaba $943 pesos, pero que se proponía suministrar un refrigerio tipo almuerzo industrializado, por un valor de $1.600 pesos, ampliando la ración en un 25% en cuanto a sus componentes nutricionales, “pues como dijo el ciego, amanecerá y veremos”, porque por lo menos en la primera semana de clases en las instituciones educativas oficiales del municipio de Soacha no han suministrado ni desayuno, ni refrigerio, ni almuerzo, ni nada, y según se ha podido averiguar, tan solo en febrero estarían iniciando a suministrar dicha porción, que se supone es para todo el año escolar, entonces cabe la pregunta ¿y lo dejado de suministrar que lo hacen?

Estas porciones en el 2.013 eran suministradas por el I.C.B.F., entidad que dejó de ser el contratante y aportante principal, rol que asumió el Ministerio de Educación Nacional y de ahí en adelante los platos rotos los empezaron a pagar los niños de Soacha, incluso otra promesa incumplida por parte del Alcalde de Soacha fue que aumentarían, no solo cobertura, sino el valor de las porciones a partir del día 07 de Julio de 2.014, cosa que no sucedió, como tampoco que los niños recibirían el complemento alimentario desde el día de inicio de clases en 2.015.

El objetivo principal del PAE es “contribuir con el acceso y la permanencia escolar de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar y registrados en la matrícula oficial, fomentando estilos de vida saludables y mejorando su capacidad de aprendizaje, a través del suministro de un complemento alimentari”.

Los objetivos específicos son: “Promover la implementación de proyectos pedagógicos transversales en estilos de vida saludable y ofrecer un complemento alimentario a los niños, niñas y adolescentes en edad escolar, registrados en la matrícula oficial, que aporte los requerimientos de energía, macronutrientes y micronutrientes en los porcentajes que se definan para cada modalidad, durante la jornada escolar”.

Entonces cabe la otra pregunta: ¿rRealmente el MEN y la Administración Municipal están cumpliendo cabalmente con estos objetivos para con nuestros niños?

Según el PAE, la complementación alimentaria se refiere al suministro diario durante el calendario escolar de por lo menos una ración de alimentos a los alumnos registrados en el Sistema de Matrícula SIMAT como estudiantes oficiales, financiados con recursos del Sistema General de Participaciones y focalizados por el Programa. Los complementos alimentarios deben ser entregados en los establecimientos educativos para consumo inmediato, garantizando la existencia de condiciones de infraestructura y calidad en los procesos de compra, almacenamiento, producción y distribución de los alimentos.

Según la Ley 1450 de 2011, por la cual se expidió el Plan Nacional de Desarrollo, 2010-2014, se estableció que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) se traslade al Ministerio de Educación Nacional (MEN). En efecto, en el parágrafo 4° del artículo 136 de esta ley se establece lo siguiente: “Con el fin de alcanzar las coberturas universales en el Programa de Alimentación Escolar PAE, el Gobierno Nacional trasladará del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) al Ministerio de Educación Nacional (MEN), la orientación, ejecución y articulación del programa, sobre la base de estándares mínimos de obligatorio cumplimiento para su prestación, de manera concurrente con las entidades territoriales”. Para el efecto, el MEN realizará la revisión, actualización y definición de los lineamientos técnicos-administrativos de los estándares y de las condiciones para la prestación del servicio para la ejecución del Programa, que serán aplicados por las entidades territoriales, los actores y operadores del programa”.

Según lo anterior, el traslado de responsabilidades se hizo supuestamente “con el fin de alcanzar las coberturas universales en el Programa de Alimentación Escolar PAE”, pero esto no lo han logrado, entonces ¿el cambio fue para mejorar o para empeorar?

Por último, hay que decirle al gobierno Municipal que estos datos fueron del año anterior en donde todavía no se sabía cuántos niños en edad escolar aumentarían debido al crecimiento poblacional desmedido, como consecuencia de las urbanizaciones y construcciones de vivienda que se han venido dando y que al igual colapsará esta alimentación como le pasó a la ciudad en prestación de servicios públicos, seguridad, educación, salud, vías, movilidad, medio ambiente, desarrollo social, etc., ya que la infraestructura es para una ciudad de 300.000 habitantes y no de un millón.

Entonces nos queda una pregunta más: ¿Han pensado en la mayor cobertura de este complemento alimenticio para 2.015, o simplemente se quedarán con el conformismo y pasividad de los padres de familia que el año anterior ni se enteraron que a muchos de sus hijos no les dieron su ración a que constitucionalmente tienen derecho, o que si se la dieron se la dieron incompleta?

*calidad original de las fotos