Luego de tres años de que esta administración lo enviara por primera vez a la CAR, el Plan de Ordenamiento Territorial de Soacha fue radicado de nuevo el pasado lunes en la Corporación Autónoma Regional con todos los ajustes requeridos, incluyendo la habilitación del suelo para zonas industriales y económicas en el sector de Canoas.


El municipio de Soacha se rige hoy por el Plan de Ordenamiento Territorial aprobado por el Concejo en el año 2000, pero 15 años después sigue intentando incluir los ajustes y modificaciones, teniendo en cuenta que la ciudad ha crecido y tiene nuevas dinámicas para su desarrollo.

Desde entonces, varias administraciones han intentado modificar el POT y se han quedado en la concertación con la CAR, a pesar de haberle dedicado meses de trabajo para proyectar la nueva carta de navegación del municipio.

El 29 de julio de 2012 se hizo la última radicación con los documentos solicitados por la CAR, pero el 8 de agosto del mismo año la entidad ambiental lo devolvió porque faltaban documentos frente a temas normativos. Desde esta última fecha, la actual administración se dedicó a conseguir los soportes y sólo hasta el pasado lunes se radicó de nuevo el documento POT para la aprobación por parte de la Corporación Autónoma a Regional.

“La modificación excepcional del POT es un proyecto que hemos venido trabajando desde que lo devolvieron en 2012. Tuvimos que tener en cuenta temas complejos como el relacionado con la cuenca alta del río Bogotá y la nueva alinderación de esta zona, recordemos que en este tiempo sale el fallo de la Corte frente a la recuperación del río. Son instancias ambientales complicadas que se deben cumplir”, explicó el secretario de planeación Orlando Ramírez.

Dentro de los documentos y ajustes al nuevo POT, el municipio tuvo que tener en cuenta aspectos como el alto riesgo en zonas localizadas por deslizamiento e inundación, la articulación directa con el POMCA, las zonas agrológicas y la habilitación del suelo para zonas industriales y económicas en el sector de Canoas, entre otras.

“Frente a Vidrio Andino las áreas agrológicas no nos permitían hacerlo, entonces necesitamos un estudio de uso del suelo el cual nos demostró que sí podíamos generar esta clase de desarrollos en la zona, teniendo en cuenta que no se presentara ningún tipo de impacto ambiental con las futuras zonas industriales”, agregó el secretario.

El tema industrial va ligado al de movilidad porque el municipio está localizado estratégicamente donde comienza la avenida ALO y adicionalmente cuenta con la vía Mondoñedo.

“Eso nos permitiría habilitar el suelo para usos industriales y compatibles con zonas francas y puertos secos. Este sector lo estamos identificando como nuestro suelo económico para la zona industrial, además la Empresa de Acueducto está adquiriendo los predios para construir la planta de tratamiento Canoas; son aspectos que tenían que estar incluidos en los ajustes del POT, además del tema de páramo, la cuenca alta, las zonas de protección y la parte de minería para que los usos sean compatibles con los que estamos manejando nosotros”, sostuvo el funcionario.

El paso a seguir es la socialización del POT con cada uno de los gremios como los industriales, los empresarios, los inversionistas, el Consejo Territorial de Planeación, el Consejo Consultivo de Planeación y con la misma comunidad.

Pero además se requiere una concertación rápida con la autoridad ambiental para poder pasar el documento en octubre al Concejo y sea aprobado este año.

“Mientras el POT esté en la Car, quiero aprovechar el tiempo para hacer las concertaciones con las demás entidades y nos vamos ahorrando un tiempo. La idea es tenerlo listo antes de que inicie el último periodo de sesiones ordinarias del concejo, es decir antes de octubre tenerlo concertado con la CAR y socializado con todas las entidades y organizaciones para que entre a estudio en el Cabildo”, finalizó el secretario de planeación de Soacha.