Residentes de la carrera octava, en el sector Junín de San Mateo, aseguran que la inseguridad se está apoderando de la zona. Atribuyen el hecho a la poca vigilancia por parte de la policía y a la falta de cámaras que les permita identificar a quienes se roban los contadores de agua y saquean las viviendas.


Líderes y habitantes del sector Junín de San Mateo manifiestan su preocupación e inconformidad tras el reciente crecimiento de la percepción de inseguridad generado por el aumento de individuos dedicados al vandalismo; aseguran que se apoderan de las calles durante todo el día, motivo por el cual la comunidad dice sentirse intimidada porque roban a cualquier hora.

Viviana Niño, habitante del sector, describió la situación que están viviendo los habitantes del sector Junín: “Generalmente los vándalos andan en grupos de 3 o más, se ubican en las esquinas a cualquier hora y vigilan para determinar a quién atracan; la policía solo hace pasadas por la principal y los delincuentes aprovechan para esconderse en las cuadras los dos minutos que tardan pasando los agentes y hasta ahí llegó todo el apoyo que tenemos en seguridad”, aseguró la residente.

La preocupación más reciente despertada entre los habitantes reside en el creciente hurto a los hogares, manifiestan que actualmente no pueden dormir tranquilos porque al despertar ya les han robado los contadores de servicios públicos o adornos exteriores de las viviendas.

Juliana Segura, residente en la Cra 8 de San Mateo, argumentó: “La inseguridad es demasiada y la comunidad no da más; ahora es en la mañana, tarde y noche que están atracando, puesto que no respetan nada, no les importa que los niños estén jugando y en frente de ellos roban a los jóvenes estudiantes. Esta mañana nos levantamos y la cuadra estaba inundada porque a unos vecinos les robaron los contadores del servicio de acueducto y tristemente no podemos identificar quiénes lo hicieron porque no contamos con cámaras de seguridad”, sostuvo la habitante.

La comunidad ha venido realizando las gestiones necesarias para la instalación de cámaras de seguridad en el sector, hecho que se ha convertido en otro dolor de cabeza según ellos, puesto que dicen que la alcaldía les prometió y aseguro la instalación de estos aparatos, sin embargo hasta el momento no han logrado que la promesa se cumpla.

Para concluir, Hernán Niño, veedor del Sector de San Mateo, explicó la posible razón del aumento de hurtos a viviendas, al tiempo que reiteró la necesidad de las cámaras de seguridad.

“Para los delincuentes resulta muy fácil robarnos los contadores de los servicios públicos ya que no pueden ser reconocidos, muchas veces nosotros nos levantamos y ya nos han robado el contador, pero no hay forma de saber quién lo hizo para hacer las acciones correspondientes, por este motivo pido a la administración que se apersone del sector y nos escuche, que por lo menos se efectué la instalación de las cámaras para ofrecer a los residentes más seguridad en sus viviendas y así poder identificar a quienes han estado hurtando a la comunidad y posteriormente denunciarlos”, finalizó el veedor.