La víctima había salido en libertad condicional y portaba brazalete del INPEC tras permanecer seis años en prisión, por el homicidio del progenitor de quien al parecer le quitó la vida de varios disparos.

Por esa razón las autoridades creen que se trata de un ajuste de cuenta protagonizado por un hombre de 25 años, quien luego del violento caso trató de huir en un vehículo tipo camión de color verde.

El hecho ocurrió recientemente en un sector del barrio Santa Teresa de Sibaté, Cundinamarca, hacia donde se desplazaron unidades de la Policía tras escuchar varias detonaciones de arma de fuego.

Al llegar al lugar los uniformados, adscritos al Distrito Uno con sede en Fusagasugá, encontraron al hombre tendido en el piso sobre un charco de sangre; mientras uno de ellos le presta ayuda el segundo agente emprende la persecución de quien habría protagonizado el asesinato.

Cumplidos los primeros procedimientos y al ahondar en la investigación las unidades de inteligencia pusieron establecer que, presuntamente, se debió “por ajustes de cuentas”.

Insisten en la teoría debido a que “hace seis años se había presentado una riña donde el hoy occiso le había quitado la vida al padre del victimario hoy capturado, luego de agredirlo con arma corto punzante”.

Tras los procedimientos de rigor y del debido proceso las autoridades judiciales ordenaron medida de aseguramiento en centro carcelario, “por el delito de homicidio y porte ilegal de armas de fuego”.

Apoyo y fotografía: Noticiasdíadía.com