La inseguridad en Soacha no tiene límite. Un joven padre de familia caminaba hacia su vivienda con su hija de cuatro años alzada cuando dos delincuentes lo atracaron.

Esteban tiene 23 años y cuenta que venía de visitar a su madre que reside en León XIII, pero él se desplazaba por los lados del Easy. “No era tan tarde, quizá las 7:00 p.m. y caminaba como de costumbre porque hay veces le llevo la niña a mi mami, pero ese día (sábado) me salieron dos tipos en bicicletas con cuchillos y me atracaron”, narró.

Dice que en una calle a espaldas del almacén Easy, fue donde ocurrió el atraco. “Llevaba a mi hija alzada y cuando se atraviesan, sacan armas blancas y me tratan mal, no les importa que tuviera la niña.  Uno me esculca en cuestión de segundos, me saca el celular y la billetera, pero la bota cerca porque no tenía sino 5 mil pesos”, añadió.

 Aunque al joven padre no le pasó nada y su niña quizá ni entendió qué fue lo que sucedió, Esteban dice que la inseguridad está desbordada y que los únicos que no se dan cuenta son el alcalde y las autoridades. “La semana pasada también robaron a una chica como a dos cuadras de aquí, eso es cada nada y jamás se ve un policía”, acotó.

Pueda que lo que le pasó a este joven sea el pan de cada día en muchos sectores de Soacha, pero el caso demuestra que los delincuentes ya no respetan nada, ni siquiera a los niños, y que con tal de conseguir su objetivo, atropellan a quien sea.

Foto: referencia