Dijo que no hay garantías para la presencialidad y que obligar a los estudiantes a retornar a las aulas, es llevarlos al ‘matadero’. Aseguró que prefiere tener hijos vivos en casa, que educados en una tumba.

El delegado de las Instituciones Educativas de Soacha, miembro del Consejo de padres de las IE las Villas y veedor ciudadano, Pedro Guzmán, se mostró preocupado por las directrices del Gobierno Nacional respecto al regreso a clases en presencialidad.  

“En el caso de Soacha, ninguna de las instituciones educativas del municipio cuenta con la infraestructura para garantizar los protocolos de bioseguridad que habla la Resolución 777 del 2 de junio de 2021. Creemos que no es el momento para que llamen a la presencialidad, lo hemos expresado en reuniones con alcalde, con la secretaria de educación, en derechos de petición y acciones de tutela ante presidente, ministra y alcalde municipal, que este año no hay garantías para regresar a la presencialidad. Habrá garantías cuando haya cero contagios y cero muertes”, dijo.

Aseguró que, si bien el Ministerio de Educación expidió la directiva 0005 de junio de 2021 y la Secretaría de Educación Municipal la Resolución 0965 del 2 de julio, en donde expresan todos los protocolos que se deben cumplir, es imposible que los menores hagan caso y las cumplan.

“Quién garantiza que un niño no se quite el tapabocas, que no haya aglomeraciones en la entrada al colegio, al ingreso y salida de salones, baños, cooperativas, en la entrega del refrigerio, en el transporte escolar, que no se toquen, que intercambien golosinas o que anden cerca. No se podrá negar que muchos niños ya han fallecido, incluso viene una sepa más agresiva, contagiosa y mortal que este tercer pico”, añadió.

Indicó que la responsabilidad de los menores es del padre de familia y que en caso de contagiarse, el colegio no va responder. “Dicen que el encierro afecta la salud mental, pero es que yo puedo ayudarlos en este tema, los podemos sacar a sitios seguros con los protocolos de bioseguridad, a respirar aire. De qué me sirve un hijo educado si tengo que irlo a visitar a una tumba, o que llegue la pandemia a mi casa y contagie a mi entorno familiar y que alguno de ellos fallezca…”.

La propuesta

Guzmán estuvo acompañado de otros integrantes del Consejo de Padres de la IE Las Villas y todos coincidieron en que no hay garantías ni para la alternancia ni la presencialidad.  “Lo que proponemos es fortalecer y continuar la virtualidad, y que gestionen recursos para los niños, niñas y adolescentes que no han podido entrar en igualdad de condiciones a las clases virtuales, no solo facilitarles un celular y una tablet, sino que tengan conectividad gratis”, sostuvo.

El líder recordó que desde la Veeduría Municipal se interpuso una tutela en contra de la Ministra y el alcalde de Soacha para proteger a los estudiantes de todas las instituciones educativas de Soacha y que el pasado viernes, mediante un correo, le informaron que fue admitida y comunicaron a los implicados que disponen de dos (2) días para que se pronuncien en torno a los hechos y pretensiones de la demanda.

Finalmente, Guzmán llamó a los padres de familia del municipio “a la desobediencia civil porque queremos a nuestros hijos y familiares vivos, que no aceptemos la presencialidad, que no los traigamos a las aulas; el Gobierno Nacional puede ordenar lo que quiera, pero sobre nuestros hijos mandamos nosotros, que somos los responsables de ellos”.