Aunque la ciudad ahora cuenta con mecanismos para evitar que las personas arrojen escombros y llenen de basura las calles, muchas personas desconocen la existencia de la norma, por lo que ignoran las facultades que tienen para ayudar a controlar la contaminación generada por los escombros y las basuras.


Así quedó evidenciado en el barrio Compartir, donde algunas zonas están completamente invadidas por los escombros, debido a que quienes realizan obras y adecuaciones en sus viviendas, utilizan dichos lugares para depositar lo que sobra de estos trabajos, ignorando la función de la escombrera municipal y las sanciones a las que se exponen al infringir lo dispuesto en el comparendo ambiental.

“La verdad no sé qué es el comparendo ambiental, uno muchas veces ve a alguien arrojando escombros en cualquier lado, pero aunque quisiera hacer algo al respecto, no sabe cómo o ante quién poner una queja. Por ejemplo el parqueadero que está junto a la cancha de Compartir está lleno de escombros, ya hasta hay una montaña por la se suben los niños y las mascotas”, explicó Martha Amado, habitante de Compartir.

“No, es poco lo que sé del comparendo ambiental, no sé cómo se aplica o cómo lo puedo utilizar para evitar que la gente siga arrojando escombros en las calles. El problema es que no hay suficiente información, si las autoridades hicieran una socialización del tema y explicaran un poco mejor esto, la gente tendría más herramientas para denunciar los casos de las personas que arrojan escombros”, agregó Luis Calderón, vecino de Compartir.

“Es muy común ver que algún vecino realice una obra en su casa y salga a botar los escombros como si fuera basura común y corriente, el problema es que la empresa de aseo sólo recoge la basura, porque los escombros los dejan ahí como si nada. No sé si se deba hacer algo especial para que recojan los escombros, o si se deba cumplir algún requisito para ello”, expresó Carmen Ladino, residente de Compartir.

A lo anterior, el Director de Apoyo a la Justicia de Soacha, Óscar Giovanny Ramírez, señaló que quien vea a una persona arrojando escombros debe ponerlo en conocimiento del Inspector de Policía, adjuntando en lo posible pruebas como fotos y otros documentos, a fin de poder imponer la sanción correspondiente a los infractores:

“Hoy ya tenemos en funcionamiento la escombrera municipal, pero las personas no lo saben, por tal razón tenemos pensado realizar dos acciones en el municipio: la primera, limpiar algunas zonas en compañía de la Secretaría de Planeación y Aseo Internacional, para llevar ese material hasta la escombrera municipal. La segunda, aplicar junto con los inspectores una ‘multa – premio’, es decir aplicar un comparendo pedagógico, con la orden de que el Infractor lleve personalmente los escombros hasta la escombrera municipal, pues de lo contrario se le aplicará la multa monetaria…

… Por otra parte, se debe generar una cultura frente al tema, por lo que si alguien ve a una persona arrojando escombros, debe denunciarlo de inmediato ante el Inspector de Policía de la zona, así nos daría una gran ayuda, porque no podemos tener a un Inspector las 24 horas vigilando todo el municipio, pero sí a una ciudadanía que esté atenta de informar quién, cuándo y dónde está arrojando escombros. Igualmente quiero recordar que las denuncias se pueden hacer llegar a la Dirección de Apoyo a la Justicia (Cr. 7 # 13 – 07 – teléfono: 7129160), o a los correos electrónicos [email protected][email protected]íasoacha.gov.co”, manifestó el Director de Apoyo a la Justicia.

Vale la pena recordar que Aseo Internacional recoge gratuitamente hasta un metro cúbico de escombros, previo aviso de la persona que genera el residuo. Al exceder ese límite, la persona debe cancelar un valor adicional para que la empresa recoja los escombros.