Mediante estrategias de justicia comunitaria, la Secretaría de Gobierno Municipal en convenio con Mencoldes, están brindando solución inmediata a conflictos ciudadanos. Para ello se cuenta con la intervención de 150 conciliadores nombrados por el juez civil municipal.


En el 2013 en el municipio se firmó el acuerdo 10 el cual hace referencia a la Política Pública de Conciliación en Equidad. Dicho documento surgió en vista al problema de convivencia en Soacha, con esta iniciativa se brindó a las comunidades un apoyo para la resolución inmediata de conflictos personales que pueden afectar la paz de los habitantes, tales como problemas de arrendamiento, disputas verbales y similares.

En pro del fortalecimiento de esta figura, la Secretaría de Gobierno en apoyo con Mencoldes y los diferentes entes judiciales del municipio como las inspecciones de policía y la comisaría de familia, están realizando una campaña a través de las diferentes comunas del municipio. Para que fuese exitosa la acogida de esta iniciativa, se entregó a los conciliadores una dotación de carpas, mesas, equipos tecnológicos y papelería, para así acercarse a la comunidad y llegar a los sectores en los que se percibe el conflicto en mayor medida.

“Gran parte de la violencia en el país ya no se da con el conflicto armado, sino en las cabeceras municipales, es decir la violencia urbana, ya que el 40% se da por riñas callejeras las cuales terminan siendo el resultado de un conflicto que hay entre dos o varias personas que termina de manera trágica. Por eso es necesario fortalecer la figura de la conciliación en equidad, para que la comunidad pueda resolver sus conflictos de manera civilizada, rápida y eficaz a través de la intervención de un intermediario neutral, quien resulta siendo el conciliador”, argumentó, Luis Oliveira, coordinador del proyecto.

Para garantizar el éxito de las intervenciones, los conciliadores debieron acudir a un proceso de formación en donde abordaron técnicas de conciliación y profundización en temas jurídicos específicos dispuestos para la solución de conflictos considerados como tratables mediante un acuerdo.

Francy Agudelo, conciliadora en equidad, habló sobre el trabajo realizado desde su función: “Este proceso ha sido de mucho provecho, porque hemos podido ayudar a la comunidad del municipio, es una figura que complementa la justicia y se establece como un programa piloto para el resto del país. Ahora esperamos que la comunidad acuda para mejorar su situación en materia de conflictos para poder construir paz desde las familias”, agregó la conciliadora.

La intervención y apoyo de las comisarías de familia y de las inspecciones de policía resultan necesarios para garantizar la asistencia de las personas a la campaña, puesto que las entidades mencionadas conocen de cerca los conflictos habidos en las familias.

“Una de nuestras funciones es remitir los casos que evidencien que haya un conflicto que deba manejarse estrictamente en derecho, puesto que como es conocido hay muchos conflictos de los cuales generalmente la mayoría pueden ser manejados en conciliaciones extrajudiciales mediante la conciliación, en la cual se presentan a las personas herramientas judiciales necesarias para garantizar el cumplimiento del acuerdo, el cual quedará pactado en un documento, que si es violado por una de las partes, puede ser remitido directamente a un juzgado”, especificó, Julián Arias, funcionario de la comisaría de familia segunda de Soacha.

La campaña gestionada por la Secretaría de Gobierno se está ejecutando como un trabajo temporal de fortalecimiento, sin embargo, gracias al establecimiento de la política pública de conciliación en equidad, el municipio seguirá brindando el apoyo de los conciliadores, trascendiendo cambios de gobierno. Para finalizar este proceso se hará una última jornada en el parque de Soacha, la cual atenderá casos de todas las comunas del municipio, esperando resolver por lo menos 200 conflictos de forma inmediata.