El Gaula Cundinamarca capturó en flagrancia a los delincuentes mientras recibían una gruesa suma de dinero a manos de un comerciante del municipio al cual venían chantajeando.


Cabe resaltar que esta captura forma parte de las estrategias de la Policía Nacional dentro del plan choque contra la extorsión, “Yo no Pago, Yo Denuncio”.

De acuerdo a las informaciones conocidas los delincuentes venían siendo objeto de seguimiento e identificación a manos de los efectivos del Gaula, luego de recibir denuncias sobre las actividades de esa organización delictiva. Una vez establecieron quiénes formaban parte de la banda y en qué sitios acostumbraban a movilizarse procedieron a recaudar la información y pruebas necesarias con el propósito de asegurar su adecuada judicialización y condena.

Conocieron sobre el acuerdo para el pago de $1 millón 900 a manos de un comerciante de Soacha que venía siendo acosado por los delincuentes bajo amenazas de atentar contra su vida o los miembros de su familia.

Entonces la Policía inició los operativos del caso ubicando a agentes especiales en inmediaciones del lugar en donde se iba a efectuar la entrega del dinero. Los extorsionistas citaron a su víctima en la estación de Servicios Texaco ubicada a un lado de la Autopista al Sur cerca a la vía que comunica a Indumil al frente de la Uniminuto.

En ese lugar fueron detenidos dos de los extorsionistas mientras uno tercero cayó en la carrera 15 con calle 19 sobre la vía pública, a quién los agentes especializados venían siguiendo para proceder de forma simultáneamente como efectivamente ocurrió.

Más tarde fueron presentados ante la justicia mientras avanza el proceso los tres personajes tendrán casa por cárcel.