En un operativo realizado en la noche del jueves 16 de julio  por la Policía Cundinamarca, fueron encontrados dos menores de edad dentro del billar, estupefacientes y personas ingiriendo licor.

Cuando los agentes ingresaron había en el interior del billar 21 adultos y dos menores de edad jugando billar y consumiendo licor, sin las medidas de bioseguridad y violando las normas establecidas por la alcaldía municipal.

Según la Policía, tanto la dueña del establecimiento como las personas que estaban en su interior, estaban violando la cuarentena y el mismo Toque de Queda que rige en el municipio todos los días entre las 6:00 p.m. y las 4:00 a.m.

La propietaria del establecimiento, si bien reconoció que tiene conocimiento de las medidas de aislamiento  para evitar la propagación del Covid, aseguró que abrió porque ya no tiene con qué comer:

“Es que ya llevamos cuatro meses aguantando hambre y esto es el único sustento de la familia, la verdad pensamos en abrir a ver si hacíamos para la comida, además tenemos  deudas en el banco”, sostuvo.

En el operativo fue capturado el hijo de la propietaria, quien administra el negocio, la mercancía fue decomisada y el establecimiento sellado.

Las autoridades hicieron un llamado para que los comerciantes, especialmente establecimientos de consumo de licor y juegos,  se abstengan de abrir, so pena de ser sancionados y multados por violar la cuarentena.