Luego de una llamada donde se denunciaban trabajos en la zona conocida como ‘El Hueco’ en comuna cuatro, la CAR Cundinamarca en compañía de la Policía Nacional logró encontrar abandonada maquinaria, pertenencias personales y galones de combustible usados para extraer material de arcilla y arena de forma ilegal.


operativo_1.jpg Maquinaria, combustible y elementos personales se encontraron en la mina de comuna cuatro.

Como parte de las acciones de cumplimiento y protección de los recursos naturales, la Corporación ha adelantado varias acciones, entre ellas, la imposición de medidas preventivas para detener el avance de la minería ilegal en varias zonas del municipio de Soacha, como es el caso del sector conocido como El Hueco, que continúa siendo fuertemente azotado por mineros ilegales que no cuentan con instrumentos ambientales ni planes de manejo para adelantar estas explotaciones, necesarios para reducir los impactos en el ambiente.

Durante el operativo, la Policía Nacional llevó a cabo la incautación de varias pertenencias y de una máquina retroexcavadora que era usada para extraer y afectar la estructura de la montaña, en un rango superior a 1 hectárea. Una vez la Policía Nacional realice los procedimientos de su competencia, la máquina sería decomisada como medida preventiva, toda vez que no se encontró al operador en el lugar.

Gonzalo Rodríguez Chía, director de la CAR en Soacha, precisó acerca de los hallazgos y el operativo: “La entidad viene ejerciendo su función de control y seguimiento, donde además de estas acciones policivas, hemos adelantado actividades de capacitación para estos sectores, invitando a la legalidad de estas actividades. Con dichas acciones, lo que hacemos es cumplir con el deber de que quienes no tengan permisos respectivos ante la CAR, se verán afectados con acciones que impidan seguir afectando nuestros recursos”.

La Corporación hace un llamado no solo a la legalidad en un tema tan importante en Soacha, como la minería, sino a que se cumpla con los permisos requeridos en temas ambientales para cualquier actividad, teniendo en cuenta que en el caso de la minería ilegal, el daño directo al medio ambiente incide en recursos como agua, suelo y aire, además de las implicaciones socioeconómicas de residuos sólidos y vertimientos generados por la actividad minera.