Tras dos años de conocerse el crimen de varios jóvenes de Soacha en Ocaña, Norte de Santander, la Fundación para la Educación y el Desarrollo – Fedes lanzó anoche un informe denominado “SOACHA: LA PUNTA DEL ICEBERG, falsos positivos e impunidad”.


El acto contó con la presencia de Diana Sánchez de la Asociación MINGA; Luz Marina Bernal, Madre de un joven ejecutado extrajudicialmente, el Personero de Soacha Fernando Escobar, Sebastián Escobar de la Fundación Fedes y otras personalidades que han venido trabajando en este caso para que no quede en la impunidad.

Según Fedes, tras dos años de conocerse el caso de los jóvenes de Soacha, el avance de las investigaciones es mínimo y ya comienza a perfilarse un panorama de total impunidad.

«La práctica de las ejecuciones extrajudiciales, arbitrarias y sumarias,
crímenes más conocidos por la opinión pública con el término de “falsos
positivos”, se convirtió en un fenómeno de inimaginable magnitud. Uno de los
hechos que provocó su conocimiento público fue precisamente el asesinato de
los jóvenes soachunos por parte de miembros del ejército nacional, los cuales
fueron presentados como miembros de grupos ilegales abatidos en combate,
pero que constituyen solo la punta del iceberg de una práctica masiva,
generalizada y sistemática que hoy da cuenta de no menos de 3 mil
ejecuciones extrajudiciales documentadas. Pero al igual que su práctica se
concibe generalizada y sistemática, de la misma manera es la impunidad la que gobierna las investigaciones por estos hechos».

El informe presentado va más allá de consideraciones estrictamente jurídicas y procesales, el objetivo es adentrarse en el estudio de mecanismos de impunidad, a la par que analiza las implicaciones psicosociales que este fenómeno tiene, tanto en las víctimas como en el conglomerado social. Igualmente plantea el interrogante de que si se consolida la impunidad de un caso tan publicitado, qué pueden esperar las solitarias víctimas de este flagelo?.