Durante lo corrido de esta administración ya son 7.509 plantas las que se han sembrado en las zonas urbanas de Soacha, con el propósito de reducir los niveles de contaminación en la ciudad.

Gracias al Plan de Arborización que dio inicio en la comuna 5, en puntos estratégicos como las glorietas y separadores entre el centro comercial Mercurio, Gran Plaza, las islas del Hospital Cardiovascular Del Niño de Cundinamarca, el corredor de la carrera séptima entre la calle 22, la calle 13, el Parque Principal de Soacha y ahora en las comunas uno y cuatro, se busca mejorar la calidad del aire, proveer refugio para diferentes animales, embellecer las calles e incentivar actividades al aire libre.

Caber mencionar que los árboles son los encargados de absorber el dióxido de carbono y emiten oxígeno a la atmosfera; pero no solo son purificadores de aire, también ayudan a prevenir las olas de calor ya que reducen las temperaturas en las zonas urbanas.

“Queremos relacionar directamente la salud con la naturaleza, pues en la medida que tengamos lugares adecuados para compartir en familia, vamos a mejorar nuestra salud mental, la calidad del aire y las zonas urbanas de Soacha, ciudad que no lo ha dado”, destacó Carolina Forero, directora de Bioambiental.

En el Plan de Arborización no solo contempla las actividades de siembra, también realiza el mantenimiento, fertilización y riego para garantizar la sobrevivencia y mantener en el tiempo los árboles vivos.

También es importante que la comunidad se apropie de estas zonas verdes, las cuide, y continuar con la protección de los bosques que son un recurso vital para el sostenimiento del planeta.