El servicio de transporte público es uno de los principales focos para adquirir el  Covid-19, es por ello que muchos ciudadanos han optado por transportarse en bicicleta, un medio ecológico que les facilita el traslado a diferentes puntos de la ciudad y la capital.

En sectores de Bogotá y el país  se han implementado espacios adicionales para la circulación de bicicletas, y el municipio de Soacha no ha sido la excepción a esta medida, debido a la aglomeración de personas en los distintos medios de transporte y la posibilidad de adquirir el virus a través de este servicio.  “Este medio es bueno, aunque en la calle también se puede adquirir el virus, pero en la bicicleta se avanza más rápido y se evita tanta congestión en los buses y el contacto con mucha gente”, afirmó Carmen Villa, ciclista de Soacha.

El aumento desmesurado de casos de coronavirus en el municipio de Soacha ha llevado a la administración municipal a tomar diferentes medidas que permitan la disminución de contagios, es por ello que en la vía alterna a la autopista Sur (paralela)  se ha designado un espacio adicional para el tránsito de bicicletas. “Esos buses que vienen para Soacha siempre pasan llenos, con tanta gente, los tubos donde uno se sostiene siempre son un medio que facilita la transmisión de ese virus”, comentó el biciusuario David Penagos.

Lo cierto es que  la acogida para usar la bicicleta ha tenido muy buena aceptación por parte de los ciudadanos, no solo por evitar el posible contagio del Covid-19, sino también por la rapidez en el desplazamiento  por esta vía exclusiva. “Ahora se puede transitar de manera más rápida, con el cuento del coronavirus prefiero la bicicleta para no correr tanto riesgo, además evito tanto trancón en la autopista que siempre está congestionada”, reiteró Miguel Alcázar, residente de Soacha y persona  que utiliza la cicloruta.

La cultura y el auto cuidado se han convertido en el pilar de los residentes del municipio de Soacha, que poco a poco adoptan medidas que permitan la disminución de la  propagación del Covid-19 en el municipio.

Por Edna Rocío Vanegas