Investigadores de la Universidad de La Salle continúan con el proceso de entrega de las unidades de aislamiento epidemiológico portátil, como apoyo a la emergencia sanitaria por el Covid-19.

En el marco de la Mincienciatón, iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Laboratorio para la Construcción del Hábitat Colombiano, del programa de Arquitectura (LAB-LAHC) de la Universidad de La Salle,  se encargó de diseñar y desarrollar estas unidades, que son estructuras neumáticas de domos geodésicos icosaedrales, desarrolladas como sistemas de aislamiento epidemiológico de emergencia, con el ideal de apoyar la atención de la pandemia, y aportar espacios propicios al personal médico para la atención a pacientes y facilitar los procesos de vacunación en diferentes lugares del país.

En Pacho, Cundinamarca, se entregó la novena unidad de aislamiento epidemiológico portátil, el día 14 de mayo de 2021, en el Polideportivo Lorencio de Terrones.  En Zipaquirá se hizo este mismo día en el Polideportivo ubicado en Camino de Barandillas. A la fecha se han entregado ocho unidades: tres en Villavicencio, una en San José del Guaviare, una en Uribia (Guajira), dos en el Valle del Cauca y una en el Magdalena. 

“Gracias a la creación de la Mincienciatón logramos compartir la capacidad científica de nuestros investigadores, generar conocimiento y crear una relación entre universidad, Estado y comunidad. De tal modo que nuestro conocimiento no queda en los anaqueles, sino que nos permite generar soluciones prácticas a las necesidades que tenemos. Creo que ese es el punto central de las universidades en nuestro país, lograr que nuestro conocimiento transforme y solucione problemas de la vida cotidiana de nuestros ciudadanos, a la par de formar a los ciudadanos para generar mejores profesionales”, afirma Niky Alexander Murcia Suárez, rector de la Universidad de La Salle.

Estos domos se han proyectado para ser utilizados durante las jornadas de vacunación contra el Covid-19, ya que los pacientes deberán permanecer alrededor de 30 minutos en observación después de aplicada la vacuna. Posteriormente también podrán ser utilizados en un futuro para usos educativos, investigativos, la atención de emergencias o el trabajo con comunidades, ya que tienen una larga vida útil y se pueden transportar fácilmente. 

“Como se ha demostrado en diversos países y en los momentos más críticos de la atención de ésta y otras pandemias, es notoria la necesidad de recurrir a la adecuación de grandes superficies cubiertas, donde se garanticen las condiciones espaciales y funcionales apropiadas para la atención de los pacientes. De esta manera, la Universidad de La Salle y el laboratorio, aportamos a los enormes retos que enfrenta hoy el país con la pandemia”, afirma Alex Pérez, docente e investigador del programa de Arquitectura y miembro del LAB-LAHC.

Características de las unidades: 

Cada unidad consta de nueve domos geodésicos de frecuencia dos, con un diámetro de cinco metros, fabricado con materiales comerciales de fácil adquisición, los cuales generan agrupaciones como áreas para el manejo de pacientes o para el aislamiento de materiales o personal médico. Estos domos y sus agrupaciones son entendidas como un sistema esencial que puede ser conectado a otros sistemas complementarios para aumentar los requerimientos de asepsia y desinfección del ambiente al interior, habilitando un aislamiento efectivo, sin comprometer la vigilancia y el confort físico ambiental de los pacientes.