En la noche del miércoles aparecieron de nuevo grupos de vándalos que arremetieron contra los buses zonales del SITP en la localidad de Usme, en Bogotá.

Cuatro buses del sistema zonal fueron blanco de los vándalos al retenerlos de manera ilegal y arremeter contra su estructura e intentar prenderles fuego.  

De acuerdo al general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá, los encapuchados intentaron incinerar los automotores, pero la rápida intervención de la policía evitó la acción.  

“Fue necesario intervenir en estas zonas ya que varias personas estaban cometiendo actos delincuenciales contra el transporte público. En Usme tuvimos la afectación de cuatro buses de transporte masivo”, aseguró el oficial.

El Esmad tuvo que intervenir y dispersar a los manifestantes, especialmente a quienes habían retenido los buses y pretendían prenderles fuego. Al parecer, algunas personas resultaron heridas tras los enfrentamientos.

En Suba también se presentaron algunos desmanes ya que luego de una jornada cultural pacífica y una fogata, varios encapuchados arremetieron contra el portal de Transmilenio. De nuevo fue necesaria la acción del Esmad.