La población rural de sitios apartados de municipios como Yacopí, Caparrapí, Ubalá y La Peña, se beneficiaron con la llegada de la electrificación rural con páneles solares, lo que mejora su calidad de vida en estas lejanas regiones de la geografía cundinamarquesa.


“Con este proyecto buscamos beneficiar a las familias que más requieren contar con energía solar debido a sus imperiosas necesidades al no contar con la conexión al sistema eléctrico. Su vida ha cambiado, ahora pueden usar aparatos eléctricos que contribuyen al mejoramiento de su calidad de vida”, destacó el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas.

Para lograr que este proyecto se hiciera realidad, caravanas de población rural, camionetas y caballos transportaron los 131 páneles solares para estos municipios, jornadas que se adelantaron por largos recorridos, muchas veces en medio de la niebla y con difíciles condiciones del terreno.

“Es muy grato para nosotros contar con el respaldo de la Administración Departamental, ahora nuestra vida es completamente diferente”, destacó uno de los beneficiarios.

En desarrollo de esta iniciativa que beneficia a la población que más requiere contar con energía, la administración departamental suscribió convenios con la Empresa de Energía de Cundinamarca y con Codensa para dotar e instalar 48 páneles solares en Yacopí; ocho en Caparrapí, y 75 para Ubalá y La Peña.