Aunque la marcha que partió de la zona universitaria de Soacha sobre las 8:30 a.m. se desplazó en relativa calma, hubo momentos de tensión  y agresiones verbales contra el Esmad. La constante del día fue la gran congestión del tráfico mixto en la Autopista,  la suspensión del servicio de Transmilenio y un final con gases lacrimógenos.

La convocatoria fue a las 6:00 a.m. frente a la Universidad de Cundinamarca UDEC, pero sólo hasta las 8:30 a.m. salió la marcha debido a la poca presencia de manifestantes. Sin embargo en la medida que el grupo avanzó por la Autopista Sur, se fueron sumando más personas.

Los participantes salieron a la Autopista Sur por el semáforo del Altico y avanzaron hasta la Estación de Bosa. La marcha originó toda la mañana una enorme congestión hacia Bogotá, teniendo en cuenta que los manifestantes ocuparon los tres carriles de este corredor nacional.

Aspecto de la marcha que avanzó por la Autopista Sur en Soacha

Las cosas avanzaron sin contratiempos hasta Bosa La Estación, pero en este punto se presentaron las primeras agresiones verbales por parte de algunos jóvenes hacia miembros del Esmad. El grupo antidisturbios hizo presencia porque los participantes bloquearon toda la Autopista, incluyendo los carriles exclusivos de Transmilenio. No obstante, los uniformados aguantaron y evitaron el enfrentamiento.

Sobre la 1:00 p.m. el grupo de manifestantes retornó al municipio, pero esta vez lo hizo ocupando los tres carriles del tráfico mixto y los dos de Transmilenio, hecho que molestó a las autoridades, quienes recomendaron que sólo caminaran por la calzada del tráfico mixto, pero los marchantes no atendieron el llamado y continuaron su camino.

Cerca de las estaciones de La Despensa  y León XIII se presentó un fuerte roce entre la policía y los manifestantes porque estos  últimos continuaron ocupando los carriles de Transmilenio y del tráfico mixto, pero finalmente no pasó nada.

Quienes participaban en la marcha llegaron hacia las 1:30 p.m. a la zona  del Centro Comercial Mercurio y  se quedaron toda la tarde en esta zona, impidiendo la movilidad de quienes intentaban ingresar a Soacha o desplazarse al sur del país. Transmilenio debió suspender operaciones.

Las autoridades intentaron persuadir a los manifestantes para  que desbloquearan  la Autopista y permitieran el paso de vehículos, pero los jóvenes se mantuvieron hasta casi las 7:00 p.m. sentados en el pavimento y las losas de la troncal. Finalmente se dio la orden al Esmad de despejar la vía. El cometido se logró con gases lacrimógenos y los uniformados dispersaron a quienes  bloqueaban el paso de cientos de personas que necesitaban llegar a sus viviendas.