Madres comunitarias de los Municipios de Mesitas del Colegio, La Mesa, San Antonio de Tequendama, San Gabriel y Tena cuestionaron el cambio de operador de alimentos, y que ha originado descontento entre la población.


Una de las madres dijo «a pesar de que dicen que tienen más de 14 años de experiencia, pareciera que desconocieran los parámetros y mínimos de manipulación de alimentos que trasladan desde Bogotá para repartir las raciones para los hogares comunitarios, y lo hacen en condiciones no adecuadas, empezando porque los productos cárnicos no venían refrigerados y los vegetales y frutas venían mezclados».

Otra de las madres comunitarias afirmó que «el mercado venía en muy malas condiciones, no tenía calidad ni la cantidad que se necesita para las raciones de los niños; recibimos el mercado que venía todo descompuesto, la carne no venía apartada ni refrigerada, la fruta magullada y todo quedó manchado».

El operador que desarrolla la dotación a estos hogares comunitarios es Fundación Semillas de Esperanza, se espera que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar haga el debido seguimiento a esta irregularidad denunciada por las madres comunitarias de estos cinco municipios de Cundinamarca.

Fuente: RCN