Empresas Públicas de Cundinamarca (EPC) presentó a los diputados las metas correspondientes al sector de agua potable y saneamiento básico, propuestas en el Plan de Desarrollo que por estos días hace trámite en la Asamblea Departamental.

Los proyectos de la empresa se concentran en las líneas estratégicas “Más Competitividad”, “Más Integración” y “Más Sostenibilidad”. Destacan en las metas de EPC, las propuestas en torno a la integración regional Bogotá – Cundinamarca, en lo referente a servicios públicos, una de las principales banderas del gobernador Nicolás García Bustos.

En ese sentido, se propone la conexión de 68.000 nuevos usuarios al servicio de acueducto y alcantarillado del Municipio de Soacha, y la ampliación del Subsistema de Abastecimiento de Sabana Occidente y Bajo Tequendama. Así mismo, se plantea la terminación del Acueducto Regional La Mesa – Anapoima, y la construcción del Acueducto Regional Fruticas, que beneficiará a los habitantes de Chipaque, Cáqueza y Ubaque.

Por otra parte, se propone la construcción del Embalse Calandaima que, además de regular el cauce del río, abastecería a los municipios de Tocaima, Apulo, El Colegio y Viotá, con una capacidad de almacenamiento de 4.5 millones de m3.

“Hemos hecho una propuesta aterrizada a las necesidades de los cundinamarqueses en materia de agua potable y saneamiento básico, agradecemos el liderazgo de la Secretaría de Planeación Departamental en este proceso y a todo el equipo de trabajo de Empresas Públicas de Cundinamarca por sus aportes en la fase diagnóstica, las mesas provinciales, nuestra mesa sectorial y el documento final, nos queda por delante mucho trabajo para cumplirle al Departamento y consolidarlo como una Región Que Progresa», dijo Juan Eduardo Quintero Luna, grente de EPC.