El Vicepresidente rechazó la desinformación que está circulando sobre lo pactado entre el Gobierno Nacional y las Farc, y dijo que se trata de “inquietudes que están lejos de lo acordado” y que faltan a la verdad las afirmaciones con las que se siembran inquietudes y preocupación sobre este gremio.


El Vicepresidente de la República, general Óscar Naranjo, desmintió el rumor según el cual existen compromisos en el Acuerdo de Paz, firmado en La Habana, que obligan a las empresas de seguridad privada a emplear a 1.200 exguerrilleros. “Eso no es cierto. No hay un solo compromiso, no se le ha pasado por la cabeza a nadie que nosotros afectemos a las empresas de vigilancia privada obligándolas a reincorporar a guerrilleros de las Farc”, afirmó el general ante los representantes de los centros comerciales, sector que tiene una relación vinculante con empresas de vigilancia privada.

El general Naranjo fue categórico al señalar que el acuerdo no impone condiciones que debiliten o afecten los servicios de vigilancia privada en Colombia o que proyecten su vulnerabilidad.

Los comentarios del Vicepresidente se produjeron durante un conversatorio con más de 200 representantes de centros comerciales del país, que se reunieron en la ciudad de Cartagena.