Si bien es cierto la administración municipal ofrecerá todas las alternativas y programas posibles a los vendedores ambulantes para que abandonen la invasión al espacio público y se acojan a la oferta de reubicación y empleabilidad, así mismo se actuará con firmeza y se aplicará la ley con vigor para recuperar los sitios que hoy son ocupados totalmente.


El secretario de gobierno de Soacha, Óscar Giovanny Ramírez Zárate, aseguró que después de analizar profundamente el tema de las ventas ambulantes, el municipio decidió crear un equipo permanente de recuperadores del espacio público conformado por funcionarios de planta que pertenecieron a la guardia de la antigua cárcel de Zaragoza. Además se acordó con el coronel Pedro Carpio, comandante del Distrito de Policía, sumarle agentes y un camión para reforzar las actividades de recuperación.

Inicialmente actuará la Policía y posteriormente es tarea del equipo de recuperadores vigilar para que no se vuelvan a invadir las zonas despejadas.

“Lo primero que queremos con este equipo es lanzar un mensaje ético claro: el espacio público es de todos y nadie lo puede ocupar, uno no puede lucrarse de algo que no le pertenece. Segundo, enseñarle a la gente que el espacio público es una garantía para todos los ciudadanos, es decir, que se entienda que cuando el secretario de gobierno salga a recuperar ese espacio, actúa bien, y los que lo ocupan actúan mal”, explicó el funcionario.

Pero el secretario de gobierno fue más allá. Recordó que la alcaldía, a través de la Dirección de Desarrollo Económico, ha venido reuniéndose con los vendedores para proponerles alternativas y posibilidades de empleabilidad con el fin de vincularlos a toda la oferta que tiene el municipio. No obstante dijo que muchos vendedores rechazan cualquier propuesta y aseguró que “está en manos de ellos que podamos abrir caminos conjuntos para poder recuperar el espacio público”.

Y prosiguió: “…Vamos a generar alternativas para los vendedores, pero si no las toman, lo recuperaremos con lo que la ley nos ha entregado porque no podemos permitir que los particulares se apoderen del espacio público. En la calle hay personas que han sido reubicadas dos y tres veces, otras de estratos altos y que tienen bienes, personas que les cobran a otros por ocupar el espacio público. Nosotros tenemos los censos y esa información ya está cruzada. Las alternativas son para la gente humilde de Soacha, para los estratos uno y dos, a los demás los vamos a sacar con lo que la ley nos ordena”, enfatizó Ramírez Zárate.

Recordó además que hay un concepto de la Corte Constitucional que prohíbe vender ciertos artículos en las calles como celulares, ropa y calzado de marca, CD piratas y comida, entre otros.

Aseguró también que del 100% de los vendedores que hay en la ciudad, sólo el 25% cumpliría con los requisitos de reubicación, el resto tendrían que salir, so pena de enfrentar las sanciones previstas en los decretos de reubicación.

Finalmente, el secretario dijo que no ha sido una tarea fácil porque administraciones anteriores han patrocinado la invasión al espacio público y muchos vendedores, incluso de otras ciudades y municipios, creen que pueden llegar a Soacha a instalarse sin que pase nada.

“Durante algunas administraciones anteriores se promocionó la creación de asociaciones para la ocupación del espacio público. Se otorgaron permisos a algunos vendedores para que ocuparan el espacio público, se les dijo que crearan cooperativas para que se apropiaran de lo público. Eso nos ha generado todas las dificultades del mundo. Pero el mensaje a los vendedores es que no paguen absolutamente nada. Nadie puede cobrar por lo que es de todos, nosotros no admitimos intermediarios, todo lo hacemos directamente. Por eso el mensaje es que el espacio público es de todos y nadie lo puede ocupar, uno no puede lucrarse de algo que no le pertenece”.

Vea a continuación la entrevista completa con el secretario de gobierno de Soacha, Óscar Geovanny Ramírez: