Debido al tránsito pesado, las calles del sector se han convertido en trochas que dificultan el paso de los habitantes y vehículos que circulan por las vías de los sectores I y II de este barrio de la comuna tres. En diciembre, el municipio arreglará sólo algunas de las vías, pero los vecinos esperan que sea la totalidad de las mismas.


Hace nueve meses se realizó mantenimiento de algunas calles del sector, fue para los cumpleaños del municipio de Soacha en el año 2012 cuando se hizo el proceso de relleno y nivelación de la malla vial con un material que es llamado por los mismos habitantes como “recebo de piedras y tierra”, que por consiguiente y debido a la temporada de lluvia, se convirtió en una cubierta de lodo, “ fue igual que hacer nada”, afirma Erika Ramírez, habitante del barrio.

“Lograr que nos envíen maquinaria para arreglar las calles es bastante complicado puesto que nosotros no somos los únicos que presentamos esos problemas de infraestructura en el municipio, para la fecha de los cumpleaños del municipio estuvimos con suerte porque nos la facilitaron pero esto no pasa muy seguido; ahora estamos en las mismas condiciones de siempre, es más, se han presentado más inundaciones ya que ese material se disolvió por las lluvias y fue a dar a las alcantarillas. Precisamente la calle que más sufre inundaciones es las transversal 13, una de las más transitadas del sector”, expresó Lina Rodríguez, secretaria de la JAC del barrio.

Adicionalmente, Rodríguez señaló que aunque la rehabilitación de la malla vial del sector está dentro del plan de recuperación del municipio, hay preocupación porque solo se van a intervenir las calles que comprenden la carrera 10 entre transversales 13 y 13ª, la carrera 9 entre calle 5 y diagonal 7, la transversal 13 con carrera 10, y por último la calle 3 entre carrera 8 y transversal 13, ya que, según los habitantes, estas serán las calles en las que transitarán las rutas alimentadoras de Transmilenio, motivo por el que surge la incertidumbre sobre la suerte del resto de las calles que componen la zona.

La preocupación de los habitantes aumenta debido al tránsito de vehículos de carga pesada ya que ha generado más falencias y deterioro de las vías.

“El flujo vehicular de las busetas que vienen desde Ciudad Verde, volquetas y camiones es bastante frecuente y cada vez más se dañan las calles, ya hace más de diez años aproximadamente que fue arreglada la calle quinta con el dinero de nosotros los vecinos, sin recibir ningún apoyo del municipio. Ha sido arreglada como dos veces, pero vuelve otra vez a destrozarse por el tránsito de estos vehículos, nosotros todos los habitantes de la zona nos hemos pronunciado directamente a la alcaldía sin obtener ninguna respuesta, inclusive en este momento estamos pensando en volvernos a meter las manos a los bolsillos y arreglarla nuevamente, pero esta vez colocando un par de placas de concreto a las entradas en cada extremo de la calle para que no transite ninguno de estos carros de carga” afirmó Luis Roldán habitante de la calle quinta del barrio León XIII segundo sector.

Otros habitantes afirman que en muchos casos las inundaciones se deben por los ‘plastiqueros’ y carpinteros de la zona industrial que desechan materiales tales como plástico, residuos de maderas y demás basura que tapona las alcantarillas y provoca inundaciones, este problema ha afectado mucho a los residentes, algunos vendieron sus casas, se marcharon hacia otros sectores de Bogotá y Soacha donde no tengan que vivir con estos problemas.

Por último la comunidad está a la espera de que en el mes de diciembre del 2013 se intervengan las calles anteriormente mencionadas, sin embargo, piden a la Secretaría de infraestructura que no se olvide del resto de vías y que se solucione el problema de tránsito de vehículos de carga pesada. “Por el momento sería bastante positivo que arreglaran esas calles, solo esperamos que la gestión sea en todas las vías para que la gente no se tenga que ir y para que el barrio mejore en cuanto a infraestructura, no queremos que pasen otros 17 años con este problema, también sería bastante bueno que se determinaran otras rutas para los buses, puesto que como vamos, de a aquí diciembre no habrán calles y se acabará el poco de asfalto que tenemos que no es suficiente, ni tiene la capacidad para soportar este tipo de vehículos” concluyeron habitantes del sector.

Nota: Este artículo es producto de la práctica estudiantil realizada en las clases del programa de Comunicación Social de la Uniminuto regional Soacha.