En 2017 entró a funcionar la actual escombrera de Soacha en el terreno denominado “El Esparto”, sector de Altos de la Florida, bajo la responsabilidad de Magir (Manejo y gestión de residuos sólidos ESP S.A.S), entidad encargada de su operación. Sin embargo hay quejas por la posible contaminación ambiental en la zona, aunque su representante legal se defiende y dice que todo lo hace bajo la norma.

La escombrera empezó a operar bajo la resolución 1202 del 21 de diciembre de 2016 expedida por la alcaldía municipal, y la 680 de abril de 2016, firmada por la CAR, lo que indica que se trata de un ejercicio legal donde se presta un servicio para la disposición de escombros en el lugar.

Sin embargo, desde su llegada a este sector de la comuna seis se han presentado varios inconvenientes con algunos habitantes del sector. El más reciente y de acuerdo a diferentes versiones recopiladas, fue por un aparente abuso de autoridad en contra de un residente, debido a que, como ellos manifiestan, realizaron un reclamo justo al administrador de la escombrera, lo que llevó a la intervención del cuadrante de la estación de policía del Chicó; dice la comunidad que los uniformados excedieron la fuerza y agredieron a uno de los habitantes sin justa causa.

De acuerdo a quejas que han llegado a las redes sociales y en conversación con las personas implicadas, que prefirieron reservar su identidad por miedo a represalias, los inconvenientes se han presentado debido a que la escombrera no ha cumplido con el protocolo establecido, el cual contempla tres riegos al día sobre la vía por donde  transitan las volquetas; ello ha conducido a que se presenten afectaciones en la salud de las personas, daños en la infraestructura de sus viviendas y problemas de seguridad.  

El polvo constante que levantan las volquetas es una de las mayores quejas

Además, de acuerdo con sus relatos, no han sido escuchadas sus peticiones y sienten que se están vulnerando sus derechos, pues ya se han acercado a diferentes entidades como la Procuraduría, la CAR e incluso a la Alcaldía, pero no hay una solución efectiva.

También exponen que por el alto tránsito de volquetas que ingresan y salen de la escombrera, muchas veces se ve afectado el trabajo que realiza la empresa de acueducto, pues manifiestan que lo que “ellos hacen es un atropello y que pasan por encima del que sea, sin importar las obras que se estén llevando a cabo”, afirma otro de los habitantes.

Periodismo Público contactó al representante legal de Magir, Iltón Pedraza, quien manifestó que estos inconvenientes sólo se han presentado con un grupo reducido de personas con el cual ha tenido varias discusiones, pues “no se ha podido concertar ni llegar a un acuerdo válido”. Su defensa se centra en que ha realizado todo el procedimiento de manera legal desde cuando la escombrera empezó operaciones en Altos de La Florida. 

Pedraza aclara que sus relaciones con el resto de la comunidad son muy positivas y que lo reciben con mucha calidez, destacando su aprecio por los trabajos que él ha realizado, uno de ellos es la pavimentación y arreglo de la vía que conduce a las volquetas hacía la escombrera, indicando que antes no había la posibilidad de que la policía entrará al lugar, pues no existía una vía apta para ello, con lo cual se presentaban problemas como el microtráfico en la zona.

Así mismo aseguró que en la resolución que él posee no se especifica que deba realizar tres riegos al día, como lo expone la comunidad, y que al contrario de lo que ellos informan, él ha tenido un compromiso incluso con los trabajadores del acueducto a quienes les ha facilitado el tránsito para que puedan trabajar de forma normal. Además sostuvo que por más riego que se realice, siempre habrá polvo por las condiciones de la vía perimetral que se encuentra destapada y que ocasiona que toda esa tierra sea expandida por el aire. 

El parágrafo octavo de la resolución que otorga permiso para que la escombrera opere en este sector de Soacha, dice:

“El operador del proyecto deberá realizar el mantenimiento de las vías externas al proyecto a las que haga referencia el Plan de Manejo de Tráfico aprobado por la Secretaría de Movilidad del municipio de Soacha, en temas específicos de limpieza, mantenimiento de cunetas, alcantarillas, riego permanente en épocas de verano y reparaciones necesarias para el tránsito normal de la vía. Además deberá realizar obras que permitan el flujo vehicular en los sectores donde se reduce la vía a un solo carril (bahías)”.

Lo cierto es que mientras la comunidad señala a la escombrera por no cumplir lo establecido en las dos resoluciones, el representante legal de Magir se defiende y asegura que la empresa ha venido cumpliendo, incluso más de lo que la ley le exige.

Queda la tarea a las autoridades ambientales para que revisen el tema y así eviten posibles enfrentamientos por la operación de la única escombrera autorizada en Soacha.

Reportería: Cristhian Camilo Cañón Ramos

Artículo relacionado: https://periodismopublico.com/Nuevamente-Soacha-tendra-en-donde-depositar-sus-escombros