Escombros invaden vías del parque principal de Soacha

El parque principal de Soacha, a pesar de ser el centro de bienvenida del municipio para los contados turistas que deciden visitarlo y de su extenso e importante legado histórico, hoy es motivo de vergüenza para las pocas personas que aún tienen sentido de pertenencia por la ciudad del Dios Varón, provocada por el preocupante estado de abandono y los escombros que en ocasiones lo rodean.


“Hasta 1997 el parque principal de Soacha era reconocido por su emblemático aspecto colonial, conformado por un piso en piedra de río y acabados alusivos al estilo de la antigua España. Sin embargo por decisión del exalcalde Jorge Ramírez, el lugar más importante del municipio fue ´remodelado` pasando del piso tradicional con imponentes astas, a una especie de parqueadero hecho en ladrillo y cemento”, relató Néstor Rincón, historiador del municipio y fundador del grupo Soacha histórica.

Actualmente el sitio que representa el epicentro de la ciudad del Dios Varón y alrededor del cual funcionan las oficinas de la administración pública, se ha convertido en motivo de pena para quienes aún lo visitan, puesto que además de los incontables conflictos y problemas que ahí se reúnen, como venta de droga y presencia de delincuentes, resalta el deplorable aspecto de las vías que lo rodean. Sobre las carreras 7 y 8 y la calle 12, se observan cráteres que se han convertido en la oportunidad propicia para que los carreteros arrojen sus escombros.

“Como ciudadano del municipio observo con gran preocupación el tema de los escombros, entre otras cosas; claro que la base del problema radica en nosotros mismos, ya que las personas que hacen sus remodelaciones dejan este material a disposición de los carreteros, quienes se han convertido en los ´reparchadores` de Soacha, y ahora aprovechando el estado de las calles que rodean el parque principal, vienen a arrojar todos los desechos de construcción sobre estas vías” manifestó Fernando González, habitante del municipio y trabajador cercano al parque principal.

El aspecto ´renovado` del parque Alfonso López Pumarejo, nombre dado al parque principal de Soacha debido a la visita de dicho presidente durante la primera mitad del siglo XX, pasó de estar compuesto en cemento y adoquín, para sumar el escombro como nuevo componente.

“Siendo el parque principal la recepción del municipio, resulta vergonzoso que en una ciudad con la talla de Soacha se observe tal abandono en su interior y en el entorno. Como soachuno de nacimiento, me gustaría mucho poder exhibir mi municipio con orgullo y traer amigos de otros lados para mostrarles los lugares significativos; sin embargo es triste sentir pena, gracias a la falta de sentido de pertenencia de la gente y del abandono por parte de la administración municipal”, expresó González.

Precisamente el aspecto de abandono que hoy acompaña al parque principal de Soacha es consecuencia de la falta de sentido de pertenencia por parte de los habitantes y quienes lo visitan, dejando a la vista el desinterés de la mayoría, incluyendo a las diferentes administraciones que han manejado el municipio, las cuales han permitido que el abuso de muchos transeúntes convierta en vergüenza el que debería ser reconocido como el más importante centro histórico y cultural en el que a pocos metros contrajo matrimonio el general Francisco de Paula Santander, con la reconocida dama de la época, Sixta Potón.

El deterioro del parque salta a la luz de todos. Buena parte de los adoquines que se colocaron en 1997 hoy no existen, mucho menos las bancas ancladas al piso para el descanso de los visitantes; su entorno fue modificado y aquellas casas coloniales fueron derribadas y reemplazadas por centros comerciales y grandes almacenes que no conservaron las fachadas originales de las antiguas construcciones.

Y qué no decir de los insoportables y fétidos olores a marihuana, bazuco y orina hacia el costado del colegio María Auxiliadora, producto de la presencia de personas dedicadas al vicio y sin sentido de pertenencia alguno, pero también gracias al descuido y poco interés de las mismas autoridades.

El parque principal de Soacha es hoy motivo de vergüenza y desorden, es el reflejo de la desidia y del bajo interés que las autoridades le han puesto, es el epicentro de la historia del municipio, pero que en las últimas cuatro administraciones ha sido golpeado, maltratado y descuidado totalmente.