Con el evento “Por una Navidad sin hambre” donde dieron regalos a más de mil familias de los barrios La María y Ducales de Soacha y con un festival por las calles del municipio, comenzó el sueño de la Fundación Mundial Pide Vida, entidad que nació con el deseo de ayudar a los más necesitados y encaminar el talento de niños y jóvenes.


Carlos Andrés Orozco o A.C Jordan, como es conocido artísticamente, es el Director de la Fundación, quien a su vez maneja una escuela de formación cultural y social que gracias al deporte extremo, la danza urbana, el teatro, el ballet, el grafiti y la música, ha logrado que los jóvenes se alejen del consumo de drogas y de cualquier problemática social.

Jordan habló en Periodismo Público Radio sobre la labor social que la Fundación Mundial Pide Vida ha logrado generar desde el arte y la cultura, mejorando la calidad de vida de muchos habitantes. Es así como uno de los proyectos que apoyan actualmente es el Comedor comunitario “La Abuelita”, ubicado en Altos de Cazuca; allí realizan charlas en el tema de proyección de vida, así como incentivar la danza urbana, beneficiando a más de 80 niños de esta comunidad.

Cabe resaltar que “Pide Vida” también trabaja conjuntamente con la Fundación “Un Techo para mi País”, consiguiendo realizar una huerta en Altos de Cazuca para ayudar a las personas de este lugar.

Además Andrés o AC Jordan, comentó sobre su experiencia como músico y cantante de hip hop, quien lleva una trayectoria de 10 años tocando en varios festivales del país y representando a Soacha en varias giras por Estados Unidos; igualmente habló sobre el lanzamiento de su disco titulado “Mi deseo”, que fue grabado en Miami.

Finalmente, Jordan hizo una invitación a entidades como la Policía Municipal, la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Desarrollo Social para que continúen apoyando el Festival Soacha Pide Vida, que se realizará del 22 de Septiembre al 2 de Octubre, así como a los habitantes del municipio para que participen, donde el arte será el motor que mueva al municipio.

Por Johanna Martinez