Es increíble como en Colombia se abusa del turista y no se hace nada. Se conoció un caso donde iban a cobrar $40 mil por un jugo y un sándwich.

Algunas de las denuncias sobre el atropello a los turistas con el precio de los productos dan cuenta del cobro exagerado de ciertos productos. Aquí algunos:

Almojábanas de $12.000, impresión de una sola hoja a 3.000 pesos más los $4.000 por el tiempo mínimo de Internet ($7.000 en total), y lo más reciente es el cobro que le hicieron a un periodista por un jugo de naranja y un sándwich de jamón en queso; inicialmente le cobraron $39.500, pero cuando pidió la factura se dio cuenta que eran $32.500, aunque al final le terminaron cobrando $34.000.  

Opain, concesionario del aeropuerto El Dorado de Bogotá, se pronunció y dijo que ellos no tienen injerencia en los precios de los productos porque cada negocio los fija.

Los ciudadanos pidieron a las autoridades que no permitan estos atropellos, y menos con los turistas porque se llevan una pésima imagen de Bogotá y del país.