Así se anunció durante el segundo Comité Territorial de Justicia Transicional de Cundinamarca, liderado por la secretaría de Gobierno del departamento.


Durante la reunión se trataron como temas principales: el Centro de Víctimas de Soacha, el proyecto en la Provincia de Rionegro, la caracterización del goce efectivo de derechos, entre otros temas.

El Centro Regional de Víctimas de Soacha lleva un avance del 95% con una inversión de $4.622 millones con aportes de la nación, el departamento y el municipio, se inaugurará el próximo 21 de diciembre; el de la Palma lleva un avance del 95%, se pondrá en funcionamiento el 11 de diciembre y el Centro Regional de Víctimas de Viotá es un convenio nuevo, inicia su construcción en diciembre para ser entregado en junio del próximo año.

A nivel nacional Cundinamarca es el segundo departamento que contará con tres centros regionales junto a Cesar y Sucre donde la gobernación ha hecho aportes importantes de recursos para su construcción.

Durante la jornada se socializó el Plan Departamental de Prevención y Protección, construido con el acompañamiento del ministerio del Interior, se dieron a conocer las medidas de satisfacción de la sentencia de justicia y paz respecto a la masacre de la Horqueta en la vereda Celandia de Tocaima el 21 de noviembre de 1997 y los avances en el proceso de restitución de tierras en Cundinamarca.

Proyecto Ríonegro

En el encuentro, se abordó el tema de seguridad alimentaria, de acompañamiento sicosocial, de fortalecimiento institucional a cada uno de los entes territoriales, el fortalecimiento a mesas municipales y la generación de ingresos y empleabilidad para esta provincia. Este proyecto tiene un costo total de convenio de $1.930 millones de pesos con aportes de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, la Gobernación de Cundinamarca, los municipios, y una meta socio estratégica que busca un número total de 200 familias beneficiadas.

Por lo pronto, de los 116 municipios de Cundinamarca, 98 ya realizaron un proceso de caracterización de la población víctima, encontrando una gran necesidad en el tema de vivienda y generación de ingresos. Esta información es importante para que los futuros mandatarios tengan una línea clara de lo que están requiriendo las comunidades. Se espera que a diciembre de 2015 los 116 municipios estén caracterizados