Después de casi 10 años de retraso, la obra será entregada este 22 de marzo.


Después de casi 10 años, el deprimido de la Calle 94 está listo para el uso de los bogotanos. La obra permitirá 18 giros, eliminará 7 cruces de semáforos y mejorará los tiempos de desplazamiento en esta zona de la ciudad.

El retraso en la entrega de la obra se produjo en su mayoría por la red matriz de acueducto Tibitoc, la cual paralizó la construcción porque era necesario trasladar la tubería.

En enero de 2016, la Dirección del Instituto de Desarrollo Urbano tramitó lo necesario para lograr el traslado de los 725 metros lineales de la red matriz Tibitoc, que suministra agua a 4 millones de bogotanos, y continuar con la realización de la obra.

Asimismo, en los últimos meses las jornadas de trabajo fueron extendidas hasta la madrugada, «la destrabamos a toda marcha y logramos que con los ingenieros constructores le pusiéramos más de 500 trabajadores diarios de 6 de la mañana a 10 de la noche», indicó el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

La obra, que terminó costando 170 mil millones de pesos, será entregada este miércoles, «habíamos dicho el año pasado que la íbamos a entregar el 22 de marzo y vamos a cumplir», concluyó el alcalde.

Fuente: Cmi.com.co