Al congreso de la República llegará una propuesta que plantea que los niños y jóvenes de primero a quinto ingresen a las aulas a partir de las 8:00 a.m. afirman los ponentes que se hace necesario dar más tiempo de descanso a los menores de edad.


El proyecto fue consultado con el Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Salud, particularmente sobre los efectos del actual horario en el desarrollo médico, psicológico, social y familiar en los jóvenes alumnos.

Advierte la exposición de motivos que en la mayoría de las ciudades los horarios de las clases, en las diferentes instituciones inician desde las 6 de la mañana y añade que uno de los factores indispensables en el desarrollo del niño es el tiempo de recuperación orgánica, es decir, las horas de sueño en las cuales se producen cambios metabólicos y hormonales cruciales para el bienestar físico, mental y emocional, que con este horario le impide cumplir a cabalidad.

Así mismo explica la iniciativa que la falta de sueño afecta el desarrollo neurocognitivo en los niños provocando deficiencias académicas, problemas de aprendizaje y memoria y problemas de comportamiento.

«Un niño sin un número adecuado de horas de sueño, mostrará menor energía, disminuirá su concentración y manifestará una fatiga persistente, advierte la iniciativa», agregan los argumentos.

Finalmente explica la iniciativa que dependiendo de las ciudades, las situaciones de tránsito y la lejanía de los planteles educativos, los niños deben levantarse entre las 4 y 5 de la mañana, para llegar a tiempo a su colegio. La iniciativa será estudiada a partir del próximo 20 de julio, cuando se inicien las sesiones ordinarias del Congreso.

Fuente: Noticias día a día.com