Fiestas y música a alto volumen en las horas de la noche, bullicio, escándalos y hasta consumo de estupefacientes, son las anomalías que denuncian residentes de este barrio.

Lo que cuentan algunos vecinos de Valles de Santa Ana, en la comuna uno de Soacha, es que hay dos casas que funcionan como inquilinato para extranjeros, y que varios de ellos se reúnen constantemente a escuchar música a alto volumen y hacer escándalos, no solo dentro de las viviendas, sino en la calle.    

 “No respetan, cogieron la cuadra para hacer fiestas, música, decir groserías y hasta se presentan riñas entre ellos; estamos cansados del ruido, de la falta de cultura, se acostumbraron a hacer fiestas después de las 10:00 p.m., gritan, insultan, en fin.  Nos tienen aburridos, llamamos a la policía, pero ellos no pueden hace mucho. No sé si Migración Colombia pueda hacer algo, todos estamos cansados y tenemos miedo”, dijo una residente del sector.

Otro habitante dijo que además del escándalo generado, algunos llegan con carretas de reciclaje y las estacionan en la calle, generando mal aspecto al sector.  

“Cogieron el barrio para dejar carretas de reciclar, uno sabe que tienen que trabajar, pero ahí no se sabe si trabajan o las tienen de fachada para otras cosas porque llegan a media noche a hacer ruido, incluso a consumir, y el barrio se ha vuelto muy peligroso. Si uno sale a dos cuadras, lo roban, eso nos tiene aburridos, ya no nos aguantamos más esta situación”.

Los residentes de Valles de Santa Ana llamaron la atención de la Secretaría de Gobierno para que le ponga freno a esta situación y coordine acciones con Migración Colombia que permitan solucionar este inconveniente.