A pesar de las denuncias hechas por los habitantes de este sector desde hace siete meses a raiz de los perjuicios ocasionados por una fábrica de mármol ubicada en plena zona residencial del barrio, las autoridades todavía no han actuado frente a esta situación, que ya tiene perjudicadas a varias familias residentes del lugar.


Cabe recordar que el pasado mes de marzo, Periodismo Público.com realizó una nota en la que daba conocer las dificultades que estaba enfrentando la comunidad de León XIII primer sector, a causa de una empresa que al parecer estaba realizando disposiciones irregulares de lodos y otras sustancias a las alcantarillas, sumado a otras actividades como la invasión del espacio público, la emisión de sustancias contaminantes y el daño a las estructuras de las viviendas cercanas.

A pesar de que desde enero de este año se puso la correspondiente queja ante las autoridades competentes y en reiteradas ocasiones se ha dado a conocer la problemática, poco se ha hecho para atender el requerimiento de los vecinos. Así lo cuentan algunos de los habitantes de León XIII primer sector, que indican cómo en vez que encontrar soluciones, los problemas han aumentado:

“Parece que en la Inspección de Policía el proceso anda muy lento, ellos no han querido actuar de manera oportuna. Tengo conocimiento de que hace una semana notificaron a estas personas acerca de la obligación que tiene la Inspección para hacer el sellamiento definitivo, pues de acuerdo a lo dispuesto en el POT, ellos definitivamente no pueden funcionar ahí. Vemos que el andén del colegio ya está destruido y que cada día que pasa la situación se pone peor. Todo lo que la Administración Municipal se está demorando en actuar, son instantes en que se deterioran más las calles y los andenes”, explicó Alberto Melgarejo, habitante de León XIII primer sector.

Melgarejo aseguró que siempre que se lleva un escrito a la Inspectora, ella dice que está ‘actuando dentro de los términos de ley’ para tomar una decisión, pero lo que está haciendo es extender este tiempo a lo máximo: “De hecho la denuncia está desde enero y hasta la fecha, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley 232 de 1995, debió haber cerrado el lugar hace ya varios días”, manifestó el habitante.

“De una u otra manera vemos la negligencia administrativa de algunos funcionarios que no toman las decisiones del caso, pues si bien es cierto que la Ley da unos términos legales, también se debe tener en cuenta que como funcionarios ellos deberían actuar con eficiencia y transparencia en todo, a fin de beneficiar a las comunidades. Ya ha pasado mucho tiempo desde que se hizo la denuncia, además está todo el proceso que se lleva dentro de la CAR, pero hoy todavía no se ha definido nada. Estamos esperando el sellamiento que se debe dar a esta clase de empresa porque no cumple con los requisitos para los cuales se le otorgó su licencia o permiso”, agregó otro habitante de León XIII.

“Nosotros como habitantes del sector hemos puesto esta situación en conocimiento de las autoridades, pero nos preocupa el hecho de no saber quién nos va a responder por los daños que ha hecho esta empresa alrededor del predio. Las paredes están con humedad y se presentan daños en el fluido eléctrico cada vez que prenden esas máquinas, tal como sucede en la Institución Educativa León XIII, donde se baja totalmente la energía. Pareciera que el bien particular está por encima del bien común, siete meses después y todavía no ha pasado nada, a pesar de que se le pidió el acompañamiento a la Personería. La empresa ha dialogado con algunos miembros de la comunidad, pero lo cierto acá es que lo único que se debe hacer es cerrar la fábrica para que no siga afectando a las personas que viven aquí en el barrio”, concluyó otro de los vecinos de León XIII.