La Secretaría de Gobierno lideró los operativos de vigilancia a menores de edad y de preservación del buen uso de espacios comunes como parques y sitios de esparcimiento.


En el operativo realizado el reciente fin de semana por la Policía Nacional en compañía del personal de la Secretaría de Gobierno y las comisarías de familia, se sorprendió a menores de edad consumiendo licor, conductas que están contempladas en el Nuevo Código Nacional de Policía, y que además acarrean sanciones a padres o adultos responsables.

Estos operativos también han tenido como objetivo la vigilancia y control a establecimientos como billares, canchas de tejo y bares, a cuyos propietarios y administradores se les recordó que permitir el ingreso y vender licor o cigarrillos a menores de edad representan sanciones pecuniarias y administrativas.