Hace un año pavimentaron una vía del barrio Villa Esperanza de Soacha, pero quedó un tramo sin asfalto y con desnivel. Desde entonces, cuando llueve se empozan las aguas y con los días empiezan malos olores.  

Esta vez, con los aguaceros que cayeron en esta temporada invernal el agua se empozó y a pesar de la insistencia de los residentes para que el municipio envíe un Vactor o coordine con la EAAB para evacuar las aguas, no ha sido posible.

 “Mediante un derecho de petición solicitamos autorizar el servicio de Vactor a la alcaldía, ya que actualmente estamos presentando inundaciones por taponamiento de alcantarillado en la calle 27 sur No. 15A-12, pero lo único que nos respondieron es que lo reenviaron a otra dependencia”, dijo una de las residentes afectadas.

El problema para la comunidad de Villa Esperanza, barrio ubicado en la comuna uno, cerca a Ciudad Latina y Paseo Real, es que el agua empozada genera malos olores y produce zancudos, por eso urge extraer con urgencia las aguas de esta calle.

“La alcantarilla que dejaron está tapada, el agua ya está entrando a las casas, el olor es insoportable y la alcaldía no pone empeño para solucionar”, añadió la residente.

 El llamado es a las autoridades municipales y a la Empresa de Acueducto para que envíen el Vactor lo antes posible con el fin de extraer las aguas empozadas y evitar daños a la salud de los residentes de este sector de la comuna uno de Soacha.

Por Ricardo G.